Estar donde estés. Ofrecido por el Banco Sabadell
Estar donde estés: Pensiones

Los beneficios sociales y las ventajas fiscales de la retribución flexible

  • Permite a los empleados incrementar su salario disponible mediante la contratación de determinados productos y servicios con ventajas fiscales
  • No supone un coste salarial adicional para la empresa y aumenta la motivación y la productividad de la plantilla

La retribución flexible se ha convertido en una alternativa cada vez más ofrecida por las compañías para atraer y fidelizar el talento. En un contexto en el que subir los salarios puede no ser una opción, sobre todo para las pequeñas y medianas empresas (pymes), proponer planes de retribución flexible personalizados a los empleados es una posibilidad para que tanto los profesionales como las organizaciones obtengan beneficios a corto, medio y largo plazo.

En líneas generales, un sistema de retribución flexible permite a las empresas ofrecer a toda o parte de su plantilla una serie de servicios a un coste menor que el que tiene en el mercado y con ventajas fiscales. Tal y como explica Carlos Delgado, fundador y CEO de Compensa Capital Humano, que participará en el webinar 'Nuevas tendencias en RR.HH: la retribución flexible', organizado a través de HUB Empresa de Banco Sabadell, "la retribución flexible es un sistema voluntario que permite al empleado ganar más con el mismo sueldo, adaptando su retribución a sus necesidades personales y familiares en cada momento". Cada trabajador puede elegir de manera individual cuáles son los servicios que más le interesan así como la parte de su salario que quiere destinar a cada uno de ellos.

Apúntate al webinar 'Nuevas tendencias en RR.HH: la retribución flexible', con Carlos Delgado, fundador y CEO de Compensa Capital Humano; Montse Castillo, Labor & Payroll Manager en Cuatrecasas; Xavier Guillamon, director de Compensación de Banco Sabadell, y Jaume Viladomiu, director de Previsión Empresarial de Banco Sabadell. Organizado a través de HUB Empresa de Banco Sabadell. Cuándo: 1 de febrero, a las 16.00

Montse Castillo, Labor & Payroll Manager en Cuatrecasas, que también estará presente en el webinar, destaca que "este tipo de retribución permite optimizar al máximo el salario disponible, contratando de una forma cómoda los productos o servicios que más interesen según el ciclo de vida laboral, con importantes ventajas fiscales y económicas". Entre los ejemplos más habituales de retribución flexible están las tarjetas de transporte, los cheques restaurante o de guardería, los seguros de salud privados (tanto para los empleados como para sus familiares más cercanos) o los programas de formación. Sin embargo, uno de los más apreciados por los empleados son los planes de jubilación dada la oportunidad que representan de ahorrar de cara al retiro hasta un 30% del salario bruto, con deducciones fiscales en el impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF).

¿Por qué optar por la retribución flexible?

Ofrecer a los empleados un plan de retribución flexible contribuye a la atracción y a la retención del talento, así como al incremento del compromiso de la plantilla. Los trabajadores perciben que la compañía se preocupa por su bienestar y por sus necesidades personales y familiares. En este sentido, también ayuda a aumentar la motivación y a reducir el absentismo, ejerciendo así un impulso positivo en términos de productividad.

Además, permite optimizar el salario neto disponible mensual del empleado sin coste salarial para la empresa, beneficiándose de las ventajas fiscales de la retribución flexible. "Esta forma de retribuir otorga a la compañía una potente ventaja competitiva en la gestión del talento al resultar más atractiva para los profesionales, así como en la gestión de los costes salariales", afirma Delgado.

Para el empleado, la contratación de productos dentro de la retribución flexible es una decisión totalmente voluntaria y no afecta a su base de cotización a la Seguridad Social. Además, es el trabajador quien puede adaptar su plan de retribución flexible en función de sus preferencias.

Banco Sabadell es la primera entidad bancaria que ofrece una solución digital dirigida especialmente a las pymes, con un amplio abanico de productos y servicios para que las empresas ofrezcan a sus empleados la posibilidad de acogerse a un sistema de retribución flexible. Esta plataforma, denominada Sabadell Flex Empresa, se adapta a las necesidades de cada compañía y permite a las empresas incrementar el poder adquisitivo neto de toda o de parte de su plantilla de forma totalmente voluntaria, cómoda y digital. Jaume Viladomiu, director de Previsión Empresarial de Banco Sabadell, que también participará en el webinar, afirma que "Sabadell Flex Empresa es una solución intuitiva y fácil de utilizar, que permite a las empresas optimizar la retribución y la fiscalidad de sus empleados, y todo ello con un coste muy reducido".

Complementar la pensión de jubilación

Tal y como afirma Esther Pichardo, directora de Ahorro y Pensiones de BanSabadell Vida y Pensiones, "el ahorro para la jubilación es uno de los beneficios sociales más valorados por los empleados, por lo que las empresas que ofrecen este beneficio consiguen una mayor fidelización y motivación de su plantilla, así como más facilidad para captar talento". Con el objetivo de complementar la pensión de jubilación con ventajas fiscales, además de los planes de pensiones individuales, que cada vez tienen más limitada su aportación anual, y los planes de pensiones de empleo, cuyas aportaciones representan un coste para las empresas, existen los planes de jubilación colectivos a través de la retribución flexible. Se trata de productos de ahorro que contratan las compañías para su plantilla a los que los trabajadores pueden destinar parte de su remuneración.

Las compañías pueden ayudar al ahorro para la jubilación de su plantilla a través de los planes de jubilación colectivos mediante la retribución flexible

Así, para Pichardo, las empresas pueden ayudar a sus empleados a ahorrar para su jubilación mediante dos productos:

Planes de pensiones de empresa. Los planes de pensiones de empresa son productos que la compañía contrata para toda su plantilla y en los que tanto la propia organización como los empleados pueden realizar aportaciones. El coste de las aportaciones empresariales en este producto lo asume la empresa. "Las compañías realizan aportaciones para sus empleados, con un límite que puede llegar hasta los 8.500 euros anuales, o a los 10.000 euros anuales si el trabajador no ha hecho aportaciones a ningún plan de pensiones individual ni de empleo", explica esta experta.

- Planes de jubilación colectivos. Por otro lado, las compañías pueden ayudar al ahorro para la jubilación de su plantilla a través de los planes de jubilación colectivos mediante la retribución flexible, que permiten a las empresas ofrecerlos a toda o a parte de su plantilla sin suponer un mayor coste salarial para la organización. Estos planes de jubilación colectivos son productos contratados por las empresas que ofrecen a sus plantillas en el marco de un plan de retribución flexible. A partir de ahí, cada trabajador puede decidir si desea realizar aportaciones al plan de jubilación o no, y qué importe de su salario desea destinar a este producto. Desde una óptica fiscal, tal y como afirma Pichardo, "estas aportaciones reducen la base imponible de los rendimientos del trabajo y tienen las mismas ventajas fiscales que los planes de pensiones, disminuyendo la tributación por el IRPF".

Puede interesarte: Retribución flexible: ¿qué es y por qué conviene a la empresa y a sus trabajadores?

*Por BanSabadell Vida y Pensiones

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments