Eurocopa España

Revolución en la nueva 'Roja': la RFEF quiere un seleccionador con mano dura y menos tiki-taka

  • Los jugadores han acumulado demasiado poder con Del Bosque
  • Ante la falta de calidad, España debe evolucionar, dicen en la RFEF
Pedro, el último caso de 'insurgencia' en España, uno de esos que la RFEF quiere evitar con un entrenador más duro. Imagen: EFE

La Federación Española de Fútbol (RFEF) aún no sabe quién dirigirá los designios de la selección absoluta. Todo apunta a que Del Bosque dejará el banquillo (no el organismo) y que Caparrós (más opciones) o Lopetegui (menos opciones) serán sus sustitutos. Ambos no pegan mucho con el perfil del seleccionador. Es un 'volantazo' buscado. La RFEF quiere una revolución para forjar una nueva 'Roja' en la que el entrenador tenga mano dura y se incluyan más variantes en el estilo de juego. Menos 'tiki-taka' y más contragolpe, juego físico o estilo rocoso.

Sobre el primer aspecto, el de la mano dura, revela el diario Marca que desde hace tiempo la RFEF había detectado en la selección ciertas actitudes que no gustaban. Los futbolístas habían ganado mucho espacio. Demasiado.

Mandaban más de la cuenta. Tenían un peso impropio para un equipo de fútbol que habían ganado gracias a la forma de ser de Del Bosque, partidario de la 'mano blanda' a la hora de gestionar el grupo. Lo suyo era apagar incendios de manera sosegada.

El problema, entienden en la Federación, es que su sosiego generó algunos incendios que no deberían haberse gestado de haber tenido un poco más de colmillo retorcido, como solía decir Luis Aragonés.

El 'Sabio de Hortaleza' tenía un vínculo especial con los jugadores que no olvidaba la mano dura, casi paternal con los internacionales. Ése es el modelo que se quiere recuperar en la gestión de los 'recursos humanos' de la aún vigente campeona de Europa.

En cuanto al estilo futbolístico, no es que España quiera repudiar el estilo que le hizo campeona del mundo y del viejo continente. El problema es que, como han señalado algunos jugadores, los futbolsitas que ahora pueden ir a la 'Roja' no son los de antaño. No hay tanta calidad.

Falta clase para desarrollar a la perfección ese mecanismo de precisión que era el juego de España en 2010 o 2012. Y ante la ausencia de hombres para ese perfil, toca introducir modificaciones y hacer de España un equipo que aproveche aquel legado para evolucionar hacia algo parecido a lo que ofreció Italia el pasado lunes, "una mezcla de Barça y Atlético de Madrid", como definió Xavi en 'La Gazzetta dello Sport" a la 'squadra azzurra'.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin