Buscar

Reino Unido prohíbe el cigarrillo electrónico para los menores de 18

Reuters
27/01/2014 - 10:38
Más noticias sobre:
Reino Unido prohíbe el cigarrillo electrónico para los menores de 18. Foto: Reuters.

Reino Unido ha anunciado que prohibirá la venta de cigarrillos electrónicos a los menores de 18, citando posibles efectos perjudiciales para la salud y subrayando la necesidad de más investigaciones médicas.

El cigarrillo electrónico, que funciona como uno normal pero envía la nicotina a través de un líquido vaporizante en lugar de por la quema de tabaco, se ha popularizado recientemente y algunos analistas predicen que el mercado podría superar al del tabaco convencional en una década.

"Aún no sabemos el daño que los cigarrillos electrónicos pueden causar a los adultos, no digamos a los niños, pero sabemos que no están exentos de riesgo", dijo la máxima responsable médica de Inglaterra, Sally Davies, en un comunicado.

Podrían ser "extremadamente dañinos"

Añadió que los cigarrillos electrónicos pueden producir químicos tóxicos y que la variación de las soluciones de nicotina entre distintos productos significaba que podrían terminar siendo "extremadamente dañinos" para la salud de los jóvenes. El mercado global para el cigarrillo electrónico se estimó en más de 2.000 millones de dólares (unos 1.460 millones de euros) el año pasado, según el consultor de mercado Euromonitor.

Los menores de 18 años no pueden adquirir cigarrillos convencionales en Reino Unido. El anuncio del domingo incluye planes para hacer ilegal que los adultos compren cigarrillos convencionales para el consumo en menores de 18 años. Los cambios se introducirán en un proyecto de ley que ya está en marcha en el Parlamento y se espera que obtenga el apoyo de todos los partidos, aunque los laboristas criticaron al Gobierno por no actuar con más rapidez.

El cigarrillo electrónico, que usa un tubo metálico con pilas, se considera menos dañino que los cigarrillos normales y son una forma útil para que el fumador abandone el tabaquismo. Los críticos, sin embargo, afirman que puede ser una vía para la adicción a la nicotina y que se necesitan más investigaciones para evaluar las implicaciones para la salud.

Los reguladores en Europa y EEUU han estado debatiendo sobre este tema y la Unión Europea alcanzó un acuerdo en diciembre para permitir la venta de cigarrillos electrónicos como productos de consumo en lugar de dispositivos médicos más ampliamente regulados.

Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0