Europa

Obama y los líderes de la UE abordan en una minicumbre la situación de Ucrania

Barack Obama. Reuters

El presidente estadounidense, Barack Obama, y los presidentes del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, y de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, celebran este miércoles una minicumbre que durará apenas una hora y cuarto en la que abordarán la crisis en Ucrania, el escándalo por el espionaje de EEUU a ciudadanos y dirigentes de la UE a través de Internet y el acuerdo de libre comercio que negocian Bruselas y Washington. Ucrania y la UE firman el acuerdo de cooperación política.

En la cumbre participarán también la Alta Representante para la Política Exterior, Catherine Ashton, y el comisario de Comercio, Karel De Gucht, así como el responsable estadounidense de Comercio, Michael Froman.

El formato de la cumbre (un rápido almuerzo de trabajo que concluirá a las 14:00 horas con una rueda de prensa) evidencia una vez más que la UE ha quedado relegada en la agenda de prioridades de política exterior de Obama en beneficio de una relación directa con los grandes Estados y de otras regiones del mundo como Asia.

Se trata de la primera vez que Obama visita Bruselas y las instituciones comunitarias desde que asumió el cargo en 2009. La anterior cumbre UE-EEUU se celebró en noviembre de 2011, cuando con su antecesor, George W. Bush, tenían una periodicidad al menos anual.

Antes de la cumbre, Obama visitará por la mañana el cementerio americano de Flanders Field, en la localidad belga de Wagerem, para conmemorar el centenario de la Primera Guerra Mundial. Le acompañarán el primer ministro belga, Elio di Rupo, y el rey Felipe.

Tras reunirse con los mandatarios europeos se entrevistará con el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, con quien abordará también la situación en Ucrania y el refuerzo de la seguridad de los aliados del este de Europa. La agenda del presidente estadounidense en Bruselas concluirá por la tarde con un discurso en el Palacio de Bellas Artes en el que explicará su visión sobre las relaciones transatlánticas y la seguridad en Europa.

Ucrania

Por lo que se refiere a Ucrania, la UE y EEUU reiterarán su condena a Rusia por anexionarse la región ucraniana de Crimea, una actuación que ni europeos ni estadounidenses reconocen, según han explicado fuentes diplomáticas.

Pero no se espera que Obama y los líderes de la UE activen la tercera fase de sanciones económicas, comerciales y energéticas, que se reservan para el caso de que Moscú decida intervenir también en el este de Ucrania. Europeos y norteamericanos ya han establecido sendas listas negras, muchos de cuyos nombre son comunes, de dirigentes rusos a los que se les han congelado las cuentas y prohibido viajar a la UE como represalia por su intervención en Ucrania.

La crisis con Rusia marcará también el debate sobre el acuerdo de libre comercio que están negociando la UE y Estados Unidos. Los europeos quieren reducir su dependencia de Moscú (que proporciona un tercio del gas consumido en Europa) y en la cumbre celebrada la semana pasada decidieron aumentar las importaciones de gas de Estados Unidos en el marco del pacto comercial.

No obstante, Bruselas reconoce que de momento la UE carece de capacidades para recibir grandes cantidades de gas norteamericano, aunque ya han empezado las discusiones para construir nuevas terminales de gas licuado.

Comercio y espionaje

Desde que se iniciaron las negociaciones en julio de 2013, ya se han celebrado cuatro rondas de diálogo para el acuerdo de libre comercio entre la UE y EEUU sin que haya todavía resultados tangibles. Obama y los líderes de la UE tienen previsto dar un nuevo impulso político al máximo nivel a estas conversaciones, aunque no está previsto que se fijen plazos.

Por lo que se refiere al espionaje masivo llevado a cabo por la Agencia de Seguridad Nacional de EEUU (NSA), los responsables de la UE descartan que vaya a ocupar mucho tiempo durante la minicumbre ya que consideran bien encarriladas las negociaciones que se están llevando a cabo entre Bruselas y Washington para fijar los límites y las salvaguardas a estas actividades en el futuro.

En el sector comercial, EEUU se ha comprometido a identificar de aquí al verano de 2014 cómo mejorar el acuerdo de protección de datos 'Safe Harbour'. Además, la UE y EEUU se han comprometido a concluir en el mismo plazo un nuevo acuerdo de protección de datos en el área de la cooperación judicial. Tras 18 rondas de negociaciones, el principal tema pendiente sigue siendo que Estados Unidos reconozca a los ciudadanos de la UE el derecho al recurso judicial.

Obama y los líderes europeos abordarán también brevemente otras cuestiones de política internacional, en particular Irán, Siria y Oriente Próximo, así como la ciberseguridad y la lucha contra el cambio climático.

comentariosWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin