Europa

Reino Unido se paraliza por una masiva huelga de trabajadores

Gordon Brown, primer ministro británico. Imagen: Archivo

Una huelga con una participación histórica de cientos de miles de trabajadores locales paralizó este miércoles la actividad de los servicios básicos de Reino Unido, que se vieron afectados por un paro de 48 horas convocado para protestar contra el aumento salarial del 2,45% ofrecido por la Administración, frente al 6% demadado por los convocantes.

Con una participación de más de 500.000 personas, según los promotores, frente a los 300.000 -un cuarto del total- estimados por la Local Government Association, la movilización supuso el cierre de colegios, bibliotecas y oficinas locales de Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte en lo que podría concluir como una de las mayores acciones sindicales en las islas desde la Huelga General de 1926.

Además, el paro, que se prolongará hasta el viernes, condujo a la organización de piquetes a la entrada de los edificios públicos que regalaban monedas de chocolate como signo de su malestar por el alcance de la subida y afectó especialmente al norte del país, frente a otras áreas en las que la iniciativa tuvo un carácter "esporádico" con una escasa incidencia en la mayoría de los servicios, según la Administración.

Buena respuesta popular

Sin embargo, el sindicato Unison, una de las principales promotoras, ha asegurado por boca de su secretario general, Dave Prentis, que la actuación contaba con un fuerte respaldo que había provocado ya el "caos" en actividades cruciales como la recaudación de impuestos o las inspecciones de salud ambiental.

En consecuencia, calificó la respuesta de "fantástica" y recordó a las administraciones locales que los trabajadores han mostrado su "rabia y resentimiento" por una oferta retributiva por debajo de la subida de la inflación.

"Deben prestar atención a la voz de su fuerza de trabajo y volver a la mesa de negociación para poner fin a esta disputa", aseveró, si bien la Local Authority Employers ya ha asegurado que el 2,45% supone una "oferta razonable".

"¿Dónde pueden llegar con el 2,45%?"

No obstante, Prentis ha subrayado que el paro "no se ha adoptado a la ligera", sino que está protagonizado por los empleados menos remunerados del sector público que "están diciendo que ya es suficiente", tras el cuarto año consecutivo en el que se les ofrece un "tómalo o déjalo" y que frente a la subida de productos básicos como el pan, de en torno a un 17%; de los huevos, de un 37; o de la calefacción, de hasta un 74%, "¿dónde pueden llegar con el 2,45%?".

En consecuencia, advirtió de que, de no mejorar su situación, los trabajadores abandonarán sus puestos por puestos "mejor pagados donde sea" y dejarán servicios públicos "vitales" sin personal.

Todo esto tras una jornada en la que han querido mostrar las consecuencias de esta situación con un paro que condujo al cierre de unos 11.000 colegios, según Unison, y de miles de bibliotecas, centros de lectura, museos, teatros y oficinas de tramitación de documentos.

Más presión para Brown

La iniciativa supone un nuevo varapalo para el primer ministro británico, Gordon Brown, ante el inicio de una semana de protestas de cientos de miles de trabajadores del sector público contra la política salarial del Gobierno.

Así, algunos como los miembros de la Comisión Pública de Servicios del Ministerio del Interior, incluyendo los agentes de inmigración, prevén una huelga el viernes; los del Registro Catastral, una manifestación de dos horas y los guardacostas, un paro de 48 horas.

No obstante, ante los efectos de las acciones de esta jornada, el portavoz del primer ministro recordó que el Ejecutivo "no fija la paga de los trabajadores locales" y subrayó que se trata de "una cuestión entre las autoridades locales y los empleados", después de que los Gobiernos municipales hayan advertido de que la subida del 2,45% era definitiva, ya que superarla implicaría mayores impuestos para los ciudadanos o un recorte de los servicios prestados.

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Josemi
A Favor
En Contra

Por supuesto ya esta bien de tener a los "funcionarietes" bien pagados y con privilegios, los gobiernos con seriedad les plantan cara y aqui en España deberia hacerse lo mismo.

Mientras los funcionarietes se llenan los bolsillos sin hacer nada y para colmo no tienen responsabilidades (por que da exactamene igual que lo hagan bien o mal, nadie les dira nada) el sector privado se hunde a impuestos para que estos "funcionarietes españoles" vivan bien.

MUY BIEN por el gobierto de UK

Puntuación 0
#1
Juan
A Favor
En Contra

Yo trabajo en Inglaterra de funcionario y no se puede comparar a España. Aqui es como un empleo más, no hay que sacar ninguna oposición. La gente que está en organismos gubernamentales es porque el trabajo es interesante, como por ejemplo en las universidades que hay mucha investigación. Pero sabes que en muchos trabajos estarías ganando el doble en una empresa privada. Y en situaciones de crisis como ahora, la gente termina yendo a por el dinero. Ademas, con la cantidad de trabajo que ahí, en menos de un mes encuentras algo. Yo creo que se equivocaron negociando, pq aquí la gente no tiene miedo a buscar otro trabajo. Todo el mundo está cambiando de trabajo cada 2 o 3 años, y ves a gente de 50 años cambiando de trabajo como si nada.

Puntuación 0
#2