Europa

Multitudinaria marcha contra el cambio climático en Australia

Foto Archivo: Australia, Sídney

Decenas de miles de personas se manifestaron en Australia este domingo, tercer día de marchas en el mundo para reclamar acciones de envergadura contra el cambio climático a los dirigentes del planeta, que el lunes se reúnen en París.

"No hay planeta B", rezaba una pancarta en Sídney (sureste), donde desfilaron decenas de miles de personas. "¡Solidaridad mundial!", proclamaba otra pancarta.

En Adelaida (sur), 5.000 manifestantes se congregaron para advertir contra las consecuencias del cambio climático para la salud, la seguridad alimentaria o el desarrollo, en particular para las poblaciones más pobres.

"Los menos responsables del problema son los primeros que sufren sus efectos, y con más dureza, como nuestras hermanas y hermanos del Pacífico", denuncia Judee Asams, una militante de la oenegé Oxfam.

Numerosas islas del Pacífico corren peligro de desaparecer del mapa con el calentamiento del planeta, que se acompaña de una subida del nivel de los océanos.

Nuevas manifestaciones este domingo

Desde el viernes, decenas de manifestaciones fueron organizadas en el mundo para reclamar acciones decisivas a los representantes de los 195 países reunidos a partir del lunes en Le Bourget, al norte de París, en la mayor conferencia climática organizada hasta ahora.

Este domingo están previstas también manifestaciones en Seúl, Río de Janeiro, Nueva York, México y otras ciudades del mundo.

En Francia, la Coalición Clima 21, de 130 organizaciones, que tuvo que renunciar a manifestar en las calles de París por las medidas de seguridad instauradas después de los atentados del 13 de noviembre, propuso formar una cadena humana en el este de la capital.

Los 150 jefe de Estado y de Gobierno tomarán la palabra el lunes, entre ellos François Hollande (Francia), Barack Obama (Estados Unidos), Xi Jinping (China), Narendra Modi (India) y Vladimir Putin (Rusia).

Unas 40.000 personas, incluyendo 10.000 delegados, son esperados cada día, un desafío de seguridad para los organizadores.

Protegidos por 2.800 policías y gendarmes, los participantes en la conferencia COP21 intentarán sellar un acuerdo mundial para limitar a dos grados la subida del termostato respecto a la era preindustrial.

Si no fuera el caso, los climatólogos predicen la agravación de fenómenos que ya son visibles, como el derretimiento de los glaciares o la desaparición de especies.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin