Buscar

Manifestantes queman coches en los alrededores de París por la muerte de un joven a manos de la Policía

22/07/2016 - 14:41
  • Este jueves las tensiones parecen haberse calmado un poco
La policía francesa . Imagen: Reuters

Centenares de manifestantes han quemado coches y contenedores esta semana durante una protestas convocadas a raíz de la muerte de un hombre a manos de la Policía francesa, pero este jueves las tensiones parecen haberse calmado un poco, según han declarado las autoridades francesas.

Los disturbios se iniciaron el martes por la noche, después de que Adama Traoré, de 24 años, muriese mientras era conducido a la comisaría de Policía tras ser arrestado por participar en un altercado en Val d'Oise, a unos 40 kilómetros de la capital francesa.

Varios miembros de su familia han declarado que fue asesinado por la Policía. El equipo forense a cargo de la autopsia no ha encontrado signos de violencia en el cadáver del fallecido, pero han descubierto que Traoré sufría "una infección muy grave", según ha declarado el Departamento de Justicia francés.

El jefe de personal de la Prefectura de Policía de Vals d'Oise, Jean-Simon Merandat, ha declarado que la familia y los amigos del fallecido han convocado una marcha en su recuerdo este viernes por la tarde y que cuentan con el apoyo de las autoridades.

Durante los disturbios que han tenido lugar la noche del jueves, que han sido mucho menos intensos que los de la noche del martes y del miércoles, un vehículo de Policía ha sido alcanzado por perdigones y otros seis coches han sido incendiados junto a varios contenedores. "Parece que las tensiones se están disipando", ha declarado Merandat, tras lo que ha añadido que cinco personas han sido arrestadas en los disturbios, pero que nadie ha sido puesto bajo custodia.

A principios de semana, un grupo de más de 200 personas lanzó cócteles molotov a varios edificios públicos, entre ellos la comisaría de la ciudad. Traore fue arrestado tras participar en un altercado con la Policía al ir a buscar a su hermano a la comisaría por un delito menor.

Más de 180 agentes de Policía han sido desplegados en la localidad para mantener la seguridad del municipio. Cinco agentes resultaron levemente heridos cuando uno de los manifestantes abrió fuego contra ellos con lo que parecía ser un arma de caza. El Defensor del Pueblo ha declarado en un comunicado que abrirá una investigación para examinar la gestión del caso por parte de la Policía.

Comentarios 0