Europa

Merkel podría no presentarse a las generales ante la debacle de su partido y el ascenso de la ultraderecha

  • Alternativa para Alemania adelantó a la CDU de Merkel en casi tres puntos
La canciller alemana Angela Merkel. Imagen: Reuters

Tal y como pronosticaban las encuestas, el nuevo partido de extrema derecha en Alemania, Alternativa para Alemania (AfD), obtuvo este domingo un gran resultado en las elecciones regionales de Macklemburgo-Pomerania. Esta región, situada al norte de Berlín, es de la que procede la canciller Angela Merkel. Y es en ella donde su partido se jugaba el segundo puesto por detrás del Partido socialdemócrata (SPD), pues las encuestas daban un empate técnico entre los democristianos y los extremistas.

En una cita en la que la participación subió un 10% con respecto a la anterior, Alternativa para Alemania adelantó a la CDU de Merkel en casi tres puntos, entrando con fuerza en el parlamento. Con un 22% de los sufragios, se consolida el rápido crecimiento de AfD, que ya quedaron segundos en las elecciones de Sajonia-anhalt el pasado marzo.

El vencedor en esta ocasión fue el Partido Socialdemócrata, que obtuvo un 30% de las papeletas y pierde el 5% de los votos. También cae seis puntos Die Linke, a pesar de que ésta es una de sus regiones bastión. Los verdes bajan tres puntos y se quedan, por primera vez, fuera del parlamento. Por su parte, el partido neonazi NPD ha traspasado sus votos a AfD, pues se quedan fuera con un tres por ciento, la mitad de lo que ya tenían.

Giro inesperado

A pesar de que se pronosticaba un mal resultado para el partido de Angela Merkel, no se esperaba que AfD pudiese superarlo. Sin embargo este fenómeno político está creciendo mucho en pocos meses, al calor de proclamas en contra del Islam, la inmigración y diciendo que Merkel debe dejar la cancillería porque ha practicado una política de "puertas abiertas" con la acogida de refugiados.

El descontento con la canciller se ha palpado en varias encuestas publicadas este verano, en las que más de un 40% de la ciudadanía quería que dejase de gobernar Alemania. Ante el hecho insólito de que la extrema derecha supere a los democristianos, Merkel hablará durante la reunión del G-20 de la situación de la política nacional alemana, cosa que no suele hacer normalmente en público.

Si esta tendencia al alza de Alternativa para Alemania se mantiene, podría llegar a convertirse en la primera fuerza de la oposición tras las elecciones a la cancillería que se celebrarán el próximo año. En los medios alemanes ya se habla, como símbolo, del posible fin de la carrera política de Angela Merkel tras la debacle ocurrida en su región.

Merkel podría no repetir como candidata el próximo año si continúa su crisis de popularidad. El actual presidente de Mackelmburgo-Pomerania, el socialdemócrata Erwin Sellering, ya ha declarado que existe un problema en Alemania que se ha reflejado en estos resultados.

La próxima cita electoral regional será en Berlín el 18 de septiembre y las encuestas auguran una horquilla para AfD de entre el 10% y el 15%, aunque en este caso las encuestas no le dan más de una quinta posición, por lo que se situaría por detrás de los partidos tradicionales y sólo lograría superar a los liberales (FdP).

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Pep
A Favor
En Contra

Es lo que tiene abrir la puerta a tiros y a troyanos, sin filtros y a lo loco.

Puntuación 4
#1