Europa

El Gobierno de Noruega reduce las medidas de aislamiento a Breivik

  • Condenado por matar a 77 personas en Oslo y Utoya en el año 2011
  • Un tribunal sentenció que era una violación de los Derechos Humanos
  • El Gobierno noruego apelará la decisión del tribunal
Anders Behring Breivik. Imagen: Efe

Las autoridades de Noruega han reducido las medidas de aislamiento contra el preso Anders Behring Breivik, condenado por la matanza que tuvo lugar en 2011 en Oslo y Utoya, después de que un tribunal sentenciara que su reclusión supone una violación de los Derechos Humanos al mantenerlo en un "mundo apartado", según consta en varios documentos legales.

El Gobierno noruego, que apelará la decisión del tribunal, ha indicado que las severas condiciones en las que se encontraba Breivik estaban justificadas debido a la gravedad del delito cometido por el condenado, que mató a 77 personas en julio de 2011.

La resolución judicial sobre la violación de los derechos de Breivik ha provocado críticas entre los supervivientes de la masacre y los familiares de los fallecidos. Durante el juicio, Breivik se quejó de recibir café frío y manifestó que la comida de la cárcel era "peor que el ahogamiento".

Los documentos publicados este miércoles muestran que algunas de las medidas impuestas contra Breivik en prisión han sido suavizadas. Según la cadena de televisión NRK, la prisión ha instalado barras en su celda.

"Esto ha supuesto una flexibilización de las medidas, pero aún se le prohíbe recibir visitas de sus abogadores de la misma forma que el resto de los presos", ha explicado el letrado Oeystein Storrvik. "La presión global de aislamiento se ha mantenido", ha añadido.

Breivik, que sólo ha tenido contacto con su madre, ha permanecido en aislamiento unos cinco años y medio sin tener contacto alguno con los otros reos. El fiscal Fredrik Sejersted ha revisado en reiteradas ocasiones las restricciones de Breivik.

Entre las nuevas medidas establecidas, se encuentran la posibilidad de que el preso reciba algunas visitas, así como entrenamiento físico. Sejersted presentó en abril una demanda contra el estado noruego para poner fin al aislamiento de Breivik, que cumple una pena de 21 años, amparándose en la Convención Europea de Derechos Humanos.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin