Buscar

Al menos hay 8.000 niños "invisibles" para las administraciones y sin escolarizar en Francia

EFE
28/08/2018 - 11:31
  • Las estadísticas no contemplan a estos niños que no existen para el Estado
  • Se exige partida de nacimiento, cartilla de vacunación y dirección para escolarizarlos
  • Los menores no acompañados tutelados por el Estado tampoco están todos escolarizados
Algunos niños de un campamento de minoría dom irán al colegio este año. Foto: EFE

Queda menos de una semana para que los niños franceses vuelvan al colegio. El próximo lunes se llenarán las aulas en Francia mientras que miles de menores escaparán del sistema escolar como cada año sin que quede constancia en las estadísticas del Estado. La tasa de escolarización se sitúa incluso en el 100 % en algunas edades porque no computa a estos niños "invisibles" para el sistema.

"El primer problema de la no escolarización es la invisibilidad, no sabemos exactamente cuántos niños están en esa situación", lamentó en declaraciones a EFE Anne-Lise Denoeud, responsable jurídica en Unicef Francia.

Uno de los grupos vulnerables son los niños que viven en campamentos de chabolas, alrededor de 6.000 según fuentes gubernamentales, cifra que el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) eleva a 8.000.

Ese es el caso de una treintena de niños refugiados sirios de entre 4 y 14 años en Saint Denis, en las afueras de París, que después de dos años viviendo en territorio francés todavía no han pisado una escuela.

Este lunes lo harán por primera vez gracias a la asociación Circo Raj'ganawak, que trabaja con niños no escolarizados e impulsó los trámites de matriculación después de localizarlos en un campamento de la comunidad Dom, una minoría étnica con pasado nómada y lengua propia, el domari. Mientras llega el momento de entrar en las aulas,han aprovechado las vacaciones para hacer un taller de teatro bajo la característica cúpula de madera en forma de circo del local, siguiendo las indicaciones en árabe de Yahya al Abdullah, un joven originario de Alepo (Siria).

A partir de los relatos de los niños sobre su periplo por siete países huyendo de la guerra, el monitor ha escrito un guión de teatro con el objetivo de que se "empoderen de su historia y la den a conocer, especialmente a los maestros o a las administraciones, y así romper con los estigmas". La asociación Circo Raj'ganawak asegura que se siente agradecida "al ayuntamiento (de Saint Denis) que ha cooperado sin poner obstáculo alguno, a pesar de que la mayoría no tuviera partida de nacimiento o certificado de vacunación", confesó Al Abdullah a EFE.

Sin embargo, en ocasiones los ayuntamientos -órgano competente para las inscripciones escolares- rechazan la solicitud y ponen trabas administrativas a pesar de que por ley la educación sea "obligatoria para los niños y niñas franceses y extranjeros entre 6 y 16 años".

Trabas administrativas a la escolarización

Según fuentes gubernamentales, la obligatoriedad de estar escolarizado beneficia a todos los "presentes sobre el territorio francés, sin importar su nacionalidad o su situación personal" que tengan edades dentro de ese intervalo, que en el curso 2019-2020 se ampliará hasta los 3 años, según anunció el presidente, Emmanuel Macron, en marzo.

El Defensor de los Derechos de Francia denunció ya en 2016 que "no es un derecho efectivo para muchos niños, los más vulnerables" y observó regularmente "dificultades en la inscripción escolar de los niños que viven en chabolas o en albergues sociales". "Son prácticas claramente abusivas, como exigir como requisito la dirección de un domicilio o el certificado actualizado de vacunación", denunció Denoeud, desde Unicef Francia.

Estas barreras son las que se encontraron 54 niños sirios en el municipio de Athis-Mons, cerca del aeropuerto de París-Orly, donde durante más de dos años la alcaldesa les denegó la matrícula por no tener una dirección de domicilio válida dentro de la localidad, ya que ocupaban un barrio abandonado.

En marzo, una sentencia les dio la razón y la alcaldía se vio obligada a inscribirlos y a garantizar su escolarización. Aun así, la mayoría de los afectados no pueden recurrir a instancias judiciales si no es con la ayuda de asociaciones ya que, según Denoeud, se trata de "un colectivo alejado de las instituciones, centrado en cubrir las necesidades básicas de supervivencia".

Por otro lado, el acceso a la educación tiene el punto flaco de los menores inmigrantes no acompañados que pasan a estar bajo tutela del Estado francés -22.435 en el último año y medio-, quienes a pesar de tener derecho a formación, según el ombudsman francés y Unicef en muchos casos no se acaba cumpliendo.


Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0