Gente y estilo

El divorcio de Scarlett Johansson acaba con sus curvas

Scarlett Johansson. /Imagen de archivo.

Los últimos meses no están siendo nada fáciles para Scarlett Johansson en el terreno personal, y parece que los disgustos están empezando a notarse en su físico. De un tiempo a esta parte, la actriz ya no luce sus populares y admiradas curvas.

Si el pasado julio veíamos a una Scarlett Johansson pletórica con su característica figura curvilínea, este febrero ya no podemos decir lo mismo.

La actriz ha adelgazado notablemente, y puede que esa pérdida de peso se deba a los disgustos que ha sufrido en su vida sentimental.

Los rumores de problemas en su matrimonio comenzaron el pasado noviembre, y en diciembre nos llegaba la confirmación de su divorcio de Ryan Reynolds al no poder cuadrar agendas profesionales para pasar tiempo juntos.

Aparte del mal trago de la ruptura, pronto comenzaron las habladurías sobre un supuesto romance entre Reynolds y Sandra Bullock, una amiga del ex matrimonio.

Y pocas semanas después, de nuevo saltó la noticia sobre una posible relación amorosa entre Johansson y Sean Penn, tanto que el propio representante de la actriz tuvo que desmentir oficialmente el tema.

Con todo ello, no nos extraña que la joven se haya visto afectada por tanto trajín mediático, que se ha sumado a su apretada agenda profesional, y todo ello haya repercutido en su imagen.

Esperemos que Johansson no siga el camino de Megan Fox y acabe perdiendo papeles en películas -y atractivo físico- por una obsesión con la pérdida de peso.

comentariosicon-menuWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments