Gente y estilo

Ojo crítico: una jornada muy 'autonómica'

Desfile de Nicolás Vaudelet para la firma 'El Caballo'.

Para abrir boca del último día oficial de la Madrid Fashion Week (el viernes llegarán los más jóvenes bajo la denominación de El Ego) la mañana abrió con el debut de El Caballo.

Desde que la firma sevillana fichara al francés Nicolás Vaudelet sus colecciones han estado merodeando alrededor del calendario oficial de la pasarela madrileña presentando en el OFF-Cibeles. Nicolás ha querido ser desde el primer momento fiel a la herencia de esta casa, originalmente dedicada a guarnicionería, y fomentar el arraigo con la tradición y la cultura andaluza, y sevillana en particular.

Para esta ocasión tan especial, la inspiración central la toma del El Rey Poeta Al- Mu?tamid, que en su exilio en tierras de Marrakech sueña con los años de su reinado en Sevilla. Pero todas las referencias orientalistas son muy sutiles y se centran en estructuras como las de los pantalones de harén, los jodphur caídos y las faldas dervich, náyade o saruel. Como efecto colateral, lo que consigue el diseñador es una propuesta muy del gusto conservador sevillano con notas de modernidad retro-ochentera y prendas versátiles y básicas.

Una María Lafuente desconocida

Compartiendo desfile con el anterior presentó una colección evidentemente nipona la leonesa María Lafuente, con título más evidente si cabe: Edo. Esta vez la diseñadora ha dado un giro radical a su estilo y ha prescindido de la orgía de tejidos y estampados que tantas críticas le han granjeado. En esta ocasión, con este desfile casi completamente blanco, ha conseguido demostrar que también es una diseñadora conceptual e innovadora.

Y como nobleza obliga, debemos desechar los prejuicios anteriores y aplaudir la evolución de la creadora, y el ejercicio de investigación y adaptación de la más pura tradición japonesa que ha realizado. Sin duda alguna, ese es el camino y el esfuerzo que se espera de un diseñador de Cibeles, y como el mundo de la moda tiene poca memoria, para lo bueno y para lo malo, hemos de decirle a Maria Lafuente: "bienvenida".

Cosa de hombres

La primera de las dos colecciones exclusivamente masculinas que se presentan en el día de hoy es la del catalán Josep Abril. Los materiales muy naturales como el algodón, lino, bambú, la lana fría... con tratamientos que les proporcionan unos acabados confortables, nada pretenciosos, son los protagonistas de esta colección que conserva todo el espíritu mediterráneo que el diseñador suele poner en sus creaciones. Abril es la apuesta perfecta para aquellos que quieren salirse de la ortodoxia más clásica, pero sin alejarse mucho. La modernidad de esta propuesta radica en pequeños detalles como en los oversize, aunque más que oversize tendríamos que hablar de los acabados extra largos.

Llegaron de Cataluña

También catalana es la diseñadora Sita Murt que volvió a mostrar una colección cómoda, ligera, pensada para una mujer activa, pero falta de compromiso estético. Todo lo contrario que el dúo que firma como El delgado Buil. Anna y Macarena parten de una visita a una fábrica de porcelanas valenciana que las dejó profundamente impresionadas para construir esta propuesta repleta de tonos empolvados propios de las figurillas. Pero sobre todo han desarrollado un estilo muy años 80, donde los pantalones de pinzas y vuelta en los perniles se conjugan con blazers de corte clásico. Estas dos rompedoras diseñadoras consiguen que a pesar de ser punta de lanza del vanguardismo patrio en esta colección se puedan encontrar prendas del gusto de los más conservadores.

Debutante, insolente y aplaudida

El cuarto nombre catalán en discordia en esta primera mitad de la jornada del jueves es el de la debutante Krizia Robustella, que se 'gradúa' de El Ego de Cibeles para pasar a la primera división. El atrevimiento mostrado en pasarela se corresponde a su insolente juventud. Una propuesta llena de sentido del humor, titulada 'I love you perra', donde da forma a las tendencias street más discutibles. Hip hop, chonis, poligioneras, canis? la estética de las tribus urbanas de extrarradio de peor gusto reelaborada con asombroso ingenio por esta joven barcelonesa. Tejidos chandaleros, denim, rosa chicle omnipresente... unidos con fantasía y glamour de it-girl de Internet: chicas descaradas y exhibicionistas. Un debut que no ha decepcionado y que es un ejemplo de lo que se le debe pedir como mínimo a un joven diseñador.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum