Buscar


El eterno desfase de Javier Larrainzar

Agustín Velasco
20/02/2011 - 20:48

Javier Larrainzar le quita toda la diversión al vestir. Es un excelente sastre, sus trajes sastres lo atestiguan, pero me atrevería a decir que en esta colección el ejercicio de 'diseño' brilló por su ausencia, ejemplo claro de diseñador desactualizado.

En el último desfile oficial del día se pudo presenciar una sucesión de trajes sastres, chaquetas sastre, vestidos con corte sastre, pantalones sastre, trajes sastre minifalderos- porque a pesar de lo digan todos los demás para Larrainzar la minifalda es un must de la próxima temporada invernal, muy al gusto de Ally McBeal. Y también por ir a contracorriente, Larrainzar ha decidido ponerle solapas a toda prenda que se deje, incluso las que hacen escotes con peligro exhibicionista.

No me malinterpreten. Si alguna mujer me pidiera consejo sobre dónde comprar o hacerse un traje sastre para dirigirse a un tribunal, sin duda la mandaría a Larrainzar, porque tiene oficio y es capaz de sacarlos impecables con los ojos cerrados.

Pero se supone que si un diseñador se molesta en organizar un desfile no es para presentar lo visto ya una y mil veces- y algún que otro vestidito a lo Audrey Hepburn en negro. Para un crítico de moda asistir a desfiles de este cariz es como si fueras informático y te presentaran el Sinclair ZX Spectrum como lo último de lo último en ordenadores; o como si fueras médico y te vendieran en un congreso que los últimos avances para curar enfermedades fueran las sangrías y las sanguijuelas.

En definitiva, es evidente que Larrainzar levantó sentimientos con su propuesta- el sentimiento de haber perdido una tarde estupenda de domingo que los presentes podrían haber invertido en hacer algo infinitamente más apasionante como por ejemplo descongelar y limpiar sus frigoríficos.

Conste que esto es una opinión personal, para gustos los colores.


Comentarios 1

#1
21-02-2011 / 12:54
Puntuación 0

Larrainzar, como diseñador deja tanto que desear, por no hablar de su persona!!

Aun no se quien es el que deja que un ser como este diga desfilando en Cibeles.