Buscar

Los zapatos de altura de Sarkozy y Aznar

Juan Manuel Barberá
18/05/2009 - 11:07
Andrés Ferreras, con algunos de los modelos que distribuye

Sarkozy, Aznar y otros políticos están bajo sospecha. ¿De qué?, se preguntarán ustedes...Pues de llevar zapatos con alzas. Muchos estilistas maldicen al presidente francés por hacer que la bella Bruni lleve zapato bajo, pudiendo lucir pierna y porte.

En realidad, nadie puede asegurar si estos y otros personajes públicos llevan relleno en los zapatos para aparentar ser más altos, porque este es un negocio secreto, pero una mirada detenida a los zapatos que llevan les delatan. Hasta el mismo Felipe González habló en su día de que Aznar se compraba los zapatos en una empresa de calzado con alzas, de Sevilla.

Esa empresa se llama másaltos.com y el propietario, Andrés Ferreras, cuenta a elEconomista que entre sus clientes figuran personalidades de la política, la cultura y la farándula a los que no les gusta reconocer en público que llevan unos zapatos que les permiten crecer 7 centímetros.

Ferreras, leonés de nacimiento y sevillano por amor, fue tenista profesional en Alemania. Allí y tras una lesión lumbar, descubrieron que tenía una dismetría (una pierna más larga que otra) y le aconsejaron que se comprara un zapato con alzas para su pie izquierdo. Fue entonces cuando comprobó con horror que los modelos de ortopedia eran estéticamente imposibles y empezó a investigar otras posibilidades. Esto marcó su encuentro con la firma italiana Bertulli que los fabricaba desde 1964.

Más tarde el problema fue conseguir que el fabricante italiano concediera la distribución exclusiva a Ferreras quien, tras años de lucha, lo logró en 1993. Desde entonces, ha acumulado una cartera de 50.000 clientes en España y en otros países, la mayoría con nombres de mujeres que tienen un 42 o 43 de pie. "Mis zapatos", explica, "son el secreto mejor guardado. Nadie los recomienda a nadie y el boca a boca no funciona por miedo a que otros se enteren. El secreto está en que los compran las mujeres y las asistentes personales de políticos y famosos, por eso en la base de datos figuran los nombres de ellas".

Tienda sin clientes

Aunque tienen una tienda de exposición en la calle Feria de Sevilla, los zapatos se compran por catálogo o por Internet. "Tenemos clientes que viven en la misma calle donde está el establecimiento, pero no aparecen por la tienda por miedo a que les vean entrar. Los pedidos se los mandamos por mensajería. Lo normal es que a la tienda entren compradores...pero de otras provincias".

Pero, no nos confundamos, ya que aunque comprar estos zapatos tiene que ver, en muchos casos, con la estatura baja, no siempre es así. "Hay gente que mide más de 180 cm y se pone alzas, porque quieren ser más altos. De hecho, Alemania es el principal mercado para la venta de estos zapatos.

Por otro lado, si el zapato que se ha comprado el cliente no le gusta, se puede devolver y en 24 horas tendrá el nuevo modelo en casa. Los precios oscilan entre 100 y 145 euros, salvo los de la serie Goodyear (zapato inglés) que cuestan alrededor de 250 euros. Baratos, si se piensa que estos productos muchas veces funcionan como un tratamiento psicológico.

La empresa de Ferreras tiene 7 empleados y fue creada hace 15 años. En 2008 facturó 1,17 millones de euros y crece a un ritmo medio del 20 por ciento anual.

Cien modelos

En total hay unos cien modelos distintos desde sport, a deportivos, pasando por los naúticos o los tipo "clásico"...pero los más demandados son los zapatos para bodas. "Tenemos muchas anécdotas", dice Ferreras. "En una de ellas, la novia trajo al novio a comprarse unos zapatos a la tienda para que en las fotos de la ceremonia él luciera un poco más alto. Después de una discusión entre ambos (el no quería comprar los zapatos) se marcharon y al día siguiente, vino la novia y los compró.

"La venta es muy problemática. La excepción es el sector de público gay, ya que entre ellos sí que se aconsejan y los compran en la tienda", apunta.

Ferreras señala, finalmente, que han apostado mucho por las nuevas tecnologías y que tienen muchos clientes en latinoamérica y el sur de EEUU.

"Mi familia me dijo que estaba loco cuando empecé a vender zapatos por correspondencia", subraya,"y aquí estoy.

En su almacén sevillano tiene 12.000 pares de zapatos esperando a los clientes más audaces. Ferreras dice que los clientes españoles prefieren suela de cuero, aunque sea más cara, pero que en Europa optan por la de goma.


Comentarios 1

#1
01-02-2011 / 20:42
Puntuación 0

http://www.masaltos.com/

Zapatos con alza - Ahora puede ser + 7 cm Masaltos sin que nadie sepa como!