Buscar

La aparición de una posible obra de Klimt siembra el debate

EFE
15/07/2012 - 18:30 | 10:30 - 16/07/12
Fresco, desaparecido durante décadas, que algunos atribuyen a Klimt. Imagen: Efe

Un coleccionista austríaco ha anunciado el hallazgo de un fresco atribuido al pintor Gustav Klimt, desaparecido durante décadas, pero cuya autenticidad niegan expertos en la obra del autor de El Beso.

La pieza circular, de 1,7 metros, que representa a un angelote tocando la trompeta, estuvo ubicada en el techo de un estudio que Klimt y su hermano Ernst compartieron en Viena a finales del siglo XIX y fue localizada el viernes en un garaje de la ciudad de Linz, en la región de Alta Austria, según explicó hoy a Efe su descubridor, el coleccionista Josef Renz.

"Estuve investigando cinco años para encontrar de nuevo el cuadro porque en los años 80 se retiró, debido a la instalación de un ascensor en la casa, y gracias a Dios no se ha dañado", indicó el coleccionista y anticuario.

Renz anunció que pretende dejar que el cuadro sea analizado por una comisión de expertos independientes, para que lo valoren, y que luego será restaurado y subastado en otoño.

Según el anticuario, responsable de algunos descubrimientos importantes en el pasado, "en el peor de los casos" la obra se trata de una colaboración entre los hermanos Gustav y Ernst Klimt.

Sin embargo, Alfred Weidinger, subdirector del museo Belvedere y comisario de una exposición sobre Klimt que acaba de inaugurarse en esa galería, aseguró hoy a la radiotelevisión pública ORF que el cuadro no es de Klimt y que ni siquiera es de buena calidad.

"No tiene nada que ver con Gustav Klimt", aseguró Weidinger, quien explicó que desde los años 60 es conocida la existencia de ese cuadro y que su autor es el propio hermano del pintor.

"Se intenta una y otra vez que se reconozca el cuadro, justo ahora en el 150 aniversario", indicó el experto, en relación a la celebración este año del nacimiento de Klimt.

Respecto a esa crítica, Renz aseguró que es "pura casualidad" que la obra haya aparecido justo ahora.

"Lamento no haberla encontrado hasta el pasado viernes, pero estuve investigando cinco años. Es pura casualidad. Por supuesto que he forzado la investigación, pero eso hay que hacerlo durante años para tener éxito", declaró.

Respecto a la calidad de la obra, Renz insistió en que se trata de una obra temprana de Gustav Klimt, sobre el que, dijo, se destacan las obras más impresionistas y los desnudos, pero se descuidan los primeros cuadros.

"Para examinar la evolución de un artista también hay que observar y valorar las primeras obras", opinó.

Comentarios 0