Exposiciones

Banksy se descubre en Holanda

La obra 'Beanfield', de Banksy. Imagen: Moco Museum

El grafitero, cuya posible identidad ha vuelto a ser motivo de estudio, es el protagonista de una de las muestras que sirven para inaugurar el Modern Contemporary Museum de Ámsterdam.

El pasado mes de marzo, el artista urbano por excelencia, el más reconocido grafitero de nuestro tiempo, volvía a protagonizar espacios informativos de páginas y pantallas. Su presencia mediática se debía -una vez más- a las especulaciones sobre su identidad. Y es que la universidad londinense Queen Mary presentaba un estudio en el que se revelaba el posible nombre real del artista.

Dos científicos de dicho centro de estudios decidieron utilizar una herramienta de análisis geográfico que se emplea habitualmente con el objetivo de predecir ataques terroristas. Después de calcular la probabilidad de que el artista residiera en un área determinada, en función de la localización de sus grafitis -presentes principalmente en su ciudad natal, Bristol, y en Londres-, se llegó a la conclusión de que, detrás de Banksy, se encuentra Robin Gunningham.

Aunque muchos expertos vinculados al mundo del arte han señalado que las obras de Banksy se revalorizarían al conocer su identidad real, lo cierto es que el entorno del artista no ha querido pronunciarse respecto a dichas informaciones.

Más allá de esta noticia, que ha vuelto a poner en primera plana un nombre -el de Gunningham- que ya se había mencionado en anteriores investigaciones, Banksy vuelve a ser noticia por ser el protagonista de una de las exposiciones que servirán hoy para inaugurar el Modern Contemporary Museum de Ámsterdam.

Dicho centro, también conocido como El Moco, se ubica en la denominada Plaza de los Museos de la ciudad holandesa, donde cientos de turistas se dan cita para disfrutar del Rijksmuseum y el Museo Van Gogh.

Las obras expuestas en la muestra 'Banksy: Laugh Now', que permanecerá en el nuevo museo de Ámsterdam hasta el 4 de septiembre -compartiendo espacio con una exposición dedicada a Andy Warhol-, ejemplifican el interés del artista de Bristol por los temas de denuncia política y social.

Especialmente combativo con el poder de la publicidad y con hechos de actualidad, como la situación de los refugiados sirios, este grafitero que ha pintado paredes de todo el mundo desde la pasada década de los 90, ha llegado a exponer en centros tan emblemáticos como el Moma de Nueva York.

A pesar de ciertas críticas que acusan a Banksy de venderse al mercado del arte, y otras que califican sus acciones de vandalismo, lo cierto es que el creador se ha convertido en todo un fenómeno.

Mientras que cada nuevo grafiti que él pinta -en una u otra pared del mundo- se viraliza por la redes sociales con una rapidez pasmosa, los coleccionistas apuestan por sus obras, haciendo las delicias de casas de subastas como Sotheby´s (Nueva York) -que vendió Keep it spotless por 1,8 millones de dólares- y la galería californiana Julien?s Auctions, que a finales de este mes pretende recaudar unos 500.000 dólares subastando diferentes obras del artista.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin