Exposiciones

La exposición de El Bosco supera los 400.000 visitantes y estará en el Prado hasta el 25 de septiembre

  • La exposición supone el 75% de la producción que se conserva de El Bosco
  • El Museo del Prado recomienda la compra anticipada de entradas
Exposición de El Bosco en el Museo del Prado. Imagen: EFE.

El Museo del Prado y la Fundación BBVA han ampliado un mes la exposición de El Bosco, que permanecerá abierta hasta el próximo 25 de septiembre, tras alcanzar los 428.527 visitantes, según ha anunciado la pinacoteca.

La muestra permanecerá abierta hasta el próximo 25 de septiembre con un horario de apertura excepcional, ya que los dos últimos fines de semana se podrá visitar hasta las 00.00 de la noche.

Para facilitar la adquisición de entradas y evitar esperas, debido a que se requiere pase horario, se recomienda la compra anticipada, seleccionando fecha y hora de acceso, disponible tanto en taquillas como a través de internet (www.museodelprado.es).

La exposición del Bosco consta de alrededor de medio centenar de obras, entre ellas 21 pinturas y ocho dibujos, que supone el 75% de la producción que se conserva del artista, además de grabados, relieves, miniaturas y pinturas de otros autores.

El recorrido de esta exposición no es cronológico, debido a la costumbre del artista de no fechar sus obras, y se divide en seis secciones que distribuyen las obras por temáticas. La muestra arranca con El Bosco y 's-Hertogenbosch, que sitúa al artista a una ciudad en la que vivió hasta su muerte, y que está centrada en torno al tríptico del Ecce homo de Boston.

La segunda sección es Infancia y vida pública de Cristo y está centrada en el tríptico Adoración de los Magos, restaurado recientemente por el Prado y que el público verá por primera vez desde los trabajos acometidos.

La tercera parada de este recorrido es Los santos y en ella, la más numerosa, se puede disfrutar de obras como Las tentaciones de San Antonio, del Museo de Lisboa, perteneciente a una segunda etapa del artista.

Del paraíso al infierno, a continuación, centra su atención en Carro de heno, mientras que El jardín de las delicias incluye, además de la pintura más emblemática, una reflectografía infrarroja y la radiografía de la obra, que permite apreciar los cambios que realizó el Bosco desde el inicio del dibujo subyacente. El recorrido termina con El mundo y el hombre: pecados capitales y obras profanas, que discurre en torno a la Mesa de los pecados capitales y el tríptico incompleto del Camino de la vida.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments