Firmas

Una perspectiva del 26J: una victoria inapelable para un gobierno inaplazable

  • La victoria inapelable de Rajoy invalida el veto de Ciudadanos
Rajoy, celebrando su victoria el pasado domingo. Imagen: Reuters

Estrategia, acierto en la campaña y el mensaje, suerte y miedo. De todo esto hubo en la sorprendente, por lo abultada, victoria electoral del Partido Popular, y con un resultado que no admite ninguna otra fórmula de gobierno que no pase por la continuidad de Rajoy en La Moncloa. Especial elecciones del 26J.

Catorce escaños y 600.000 votos más que el 20D, 52 diputados por encima de la segunda fuerza, y primer partido en todas las autonomías menos el País Vasco y Cataluña, son argumentos suficientes para que cualquier otra opción de gobierno distinta de la del PP sea considerada como un fraude a la democracia y un desprecio a la voluntad popular expresada libremente en las urnas.

Un Gobierno presidido, además, por un Mariano Rajoy al que no le pudo ser más rentable su estrategia de renunciar a la investidura y la posterior apuesta por la repetición de los comicios cuando muchos, incluso en su casa, dudaban de que estuviera haciendo lo correcto.

Un Rajoy que, arropado desde fuera por Bruselas y desde dentro por una acertada disyuntiva del miedo entre "nosotros o Podemos" supo aprovechar hábilmente el regalo del Brexit al final de la carrera, explotando las declaraciones antieuropeístas de Pablo Iglesias y los suyos.

Y una victoria inapelable que invalida el veto de Ciudadanos a su presencia en el Gobierno, que inutiliza moral y numéricamente a Pedro Sánchez para intentar cualquiera otra aventura irresponsable, pero que obliga a negociar con generosidad y a pactar un programa para formar un gobierno inaplazable para garantizar la estabilidad que permita mantener el crecimiento de la economía y del empleo.

Y mientras el PSOE bastante tiene con haberse salvado del sorpasso tras obtener, por segunda vez consecutiva, el peor resultado de su historia. Una consolación en la miseria que debería obligarle a abordar, sin pausa, una regeneración de proyecto, de objetivos, de programa, de liderazgo y de personas si quiere volver a ser esa alternativa centrada, seria y con sentido del Estado que su historia le demanda y que España necesita.

comentariosicon-menu2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments

Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Increible
A Favor
En Contra

Los votantes de la extrema izquierda NO aceptan el resultado electoral de este 26-J, del que culpan a los "putos viejos fachas" que votan al Partido Popular. El día después de las elecciones ha transcurrido entre graves insultos contra las personas de la tercera edad a las que atribuyen el éxito del PP e insinuaciones de un posible "pucherazo".

Después de que Pablo Iglesias cuestionara la posibilidad de que el Gobierno pudiera manipular las elecciones, buena parte de los podemitas presentes en Twitter se lanzaban a denunciar que habría desaparecido más de un millón de votos de Unidos Podemos y que la formación antisistema habría sido víctima de fraude electoral. Incluso pedían "impugnar las elecciones". Y todo por una mala interpretación de los datos. Ya que falta por contabilizar el voto del CERA, mientras no lo valide la Comisión electoral.

En fin, unos demócratas.

Puntuación 5
#1
Socialista de toda la vida y afiliado.
A Favor
En Contra

El PSOE, evita que UP le adelante, pero PIERDE CINCO ESCAÑOS, con lo que empeora respecto a las anteriores elecciones, y por tanto es necesario la inmediata DIMISION de Pedro Sanchez.

Las bases del PSOE exigimos una consulta sobre la continuidad Pedro Sanchez como Secretario General.

Lo justo es que se deje gobernar a quien por segunda vez gana las elecciones y además mejorando mucho sus resultados.

DIMISIÓN.

Puntuación 1
#2