Firmas

La encrucijada de Podemos Madrid

  • Contienda abierta por la elección de la nueva dirección regional
El senador de Podemos Ramón Espinar interviene en un debate por las primarias. Imagen: EFE

La contienda abierta por la elección de la nueva dirección regional en Madrid del tercer partido de nuestro país ha suscitado un enorme interés mediático y político. En ella se aprecia desde los más sesudos análisis una disyuntiva entre dos maneras de entender el radicalismo de izquierdas que ha nacido en España hace menos de tres años. ¿Por qué Podemos tarda tanto en dar el resultado de sus primarias?

La oficial defiende la ortodoxia inmovilista ligada a la presión en las calles contra los actuales gobernantes y a la idea de atemorizar al adversario y al ciudadano no adscrito a sus tesis ideológicas. La alternativa postula un cierto aperturismo estilo perestroika, con mayor capacidad de diálogo y consenso con otras fuerzas políticas.

Los representantes de ambas posiciones son ni más ni menos el líder del partido y su número dos. Pablo Iglesias e Íñigo Errejón.

En este contexto ha surgido la información sobre la compraventa de una vivienda de protección pública por parte del candidato digamos oficial en esta lucha interna. Y la respuesta airada ha sido denunciar por sus defensores una suerte de máquina de enfangar que estaría tratando de perjudicar a Iglesias para que se impongan las tesis más moderadas de Errejón.

No son las primarias de Podemos Madrid tan importantes como para que ningún imperio mediático ni "los grupos empresariales de este país" se conjuren para evitar que gane uno de los dos candidatos. La batalla electoral interna que vive esta formación política decidirá quién manda entre los militantes de un partido que es cuasi asambleario. Una responsabilidad interna en un partido político de carácter regional no mueve tales intereses ocultos ni semejantes resortes de poder.

Los poderes fácticos, denominados por Podemos como la máquina del fango o "los grupos empresariales de este país", y suponemos que incluyendo al mismísimo servicio de inteligencia, no se andarían con contemplaciones si pretendieran jubilar anticipadamente a los primeros dirigentes de un partido, pero no perderían un segundo en influir sobre la elección del jefe local de una agrupación. Y mucho menos desempolvando algo tan habitual para los españoles como intentar obtener un beneficio de una operación inmobiliaria. Que levante la mano quien no lo haya hecho o pensado alguna vez.

Lo que hizo Espinar o su padre es perfectamente legal, es lícito, y además es la costumbre de cientos de miles de ciudadanos que compran una propiedad inmobiliaria y cuando juzgan oportuno la venden. El problema real es que la vivienda era pública y él por entonces ya tendría en su cabeza las teorías de 'robinhood' justiciero que ha defendido desde que es un personaje público, ideas que no surgen por generación espontánea.

comentarios3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Paco
A Favor
En Contra

¡Esto es rapidez histórica! : De la revolución a la perestroika en un plis...

¡Yo es que me descojono !

Puntuación 6
#1
PORRUPTOS
A Favor
En Contra

Padre consejero de Cajamadrid (robos aparte), él viviendo de su familia (que tenían 60.000 euros para prestarle) y cobraba una beca de 450€ al mes.

Hay padres de familia con hijos que no consiguen cobrar la ayuda de 426€.

Madre mía..... dando lecciones de ética....

Puntuación 3
#2
qpais
A Favor
En Contra

la presentacion del telediario de este senor parece un mitin continuo del patido corruptopopular

Puntuación -2
#3