Flash elEcodiario

El sacerdote Miguel Pajares combate al ébola en España a las 36 horas de decidir su repatriación

El sacerdote Miguel Pajares, el primer español contagiado de ébola, ya se encuentra desde primera hora de la mañana en el hospital Carlos III de Madrid, 36 horas después de que las autoridades españolas decidiesen repatriarlo para ser tratado de su enfermedad en España.

Pajares ha llegado junto a la monja, de origen guineano y pasaporte español, Juliana Bohi, -que pese a no estar contagiada ha sido trasladada con las mismas medidas de aislamiento- procedentes de Liberia en un avión del Ejército del Aire que ha aterrizado en la base aérea de Torrejón de Ardoz a las 08,10 horas.

Envueltos en un dispositivo de seguridad formado por vehículos de la Policía Nacional y la Guardia Civil, tres ambulancias del SUMMA equipadas con medios de aislamiento biológicos han trasladado a los dos misioneros y a parte del equipo médico que les han acompañado durante el traslado.

Las ambulancias, cuyos conductores iban protegidos con trajes especiales y mascarillas, han entrado a las 09,30 horas al hospital por una puerta diferente a la de acceso al centro, lo que ha cogido desprevenidos al más de medio centenar de periodistas que, desde primera hora de la madrugada, hacían guardia en la entrada principal.

La comitiva ha entrado por el acceso a los institutos de Investigación Cardiovascular y Oncológicos, que se encuentran dentro del recinto hospitalario, y se ha dirigido a un edificio con acceso directo a la sexta planta, donde se encuentran tres habitaciones individuales de aislamiento con esclusas con presión negativa.

El sacerdote y la monja han sido trasladados hasta la citada planta dentro de las cápsulas de aislamiento en las que han viajado en el Airbus.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin