Flash

El Rey podría estar totalmente recuperado en tres meses

La cirugía que se realiza tras una fractura de cadera, como la que se le ha practicado esta madrugada al rey, es poco dolorosa y el paciente puede estar recuperado totalmente en tres meses.

Así lo ha explicado a Efe el doctor Juan Ramón Valentí, especialista en traumatología y ortopedia de la Clínica Universidad de Navarra, quien ha apuntado que las fracturas de cadera son lesiones que "en determinadas edades son habituales".

Don Juan Carlos ha sido operado esta madrugada en Madrid de una fractura de tres fragmentos en la cadera derecha, que se produjo por una caída accidental en un viaje privado a Botsuana, ha informado la Casa del Rey.

Durante la intervención se le ha realizado una reconstrucción de los fragmentos de la fractura femoral y se le ha implantado una prótesis de cadera.

Valentí ha subrayado que, en este tipo de lesiones, el tratamiento adecuado es efectivamente la prótesis de cadera, que permitirá "mayor funcionalidad del paciente en un corto periodo de tiempo".

En función de la edad del paciente y del estado de sus huesos, los cirujanos implantan un tipo de prótesis u otra. En el caso de que el paciente sea de edad avanzada y sus huesos estén descalcificados a causa de la osteoporosis, lo habitual es que el cirujano le coloque una "prótesis cementada", es decir, que utilice el cemento para sujetar ésta al hueso.

"En personas activas, como el rey, se colocaría una prótesis sin cemento, para que se integre directamente al hueso", ha indicado el doctor, quien ha señalado que el paciente de este tipo de intervenciones puede levantarse con un andador al día siguiente de la operación.

Valentí ha señalado que es una cirugía habitual, poco dolorosa y de la que se realizan muchas todos los días en urgencias.

Respecto a la recuperación, el doctor ha afirmado que las personas a las que se han realizado estas intervenciones pueden recibir el alta hospitalaria en cinco o seis días y deben caminar con muletas durante un mes y medio aproximadamente.

Después de ese periodo, lo normal es que caminen solo con una muleta y hagan ejercicios de recuperación para fortalecer los músculos y en tres meses, desde la intervención, los pacientes suelen recuperar su ritmo de vida habitual.

"Estos pacientes no deberían perder calidad de vida y con la prótesis se pueden hacer incluso algunos deportes", ha apuntado Valentí.

No obstante, el doctor ha comentado que en el caso concreto del rey las lesiones anteriores pueden condicionar la recuperación.

El rey fue operado el pasado año por la rotura del tendón de aquiles y, en otra intervención, se le colocó una prótesis en la rodilla derecha.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin