Buscar

Pellegrino: "Hay que romper con el tabú de que un árbitro comete un error"

EFE
24/09/2019 - 14:24

Madrid, 24 sep (EFE).- Mauricio Pellegrino, entrenador del Leganés, mostró su descontento con el no uso del sistema de videoarbitraje (VAR) para revisar algunas acciones como sucedió en el penalti en contra que le pitaron a su equipo en Valencia la última jornada liguera.

"Creo que el VAR es una herramienta magnífica. Los árbitros como nosotros nos jugamos mucho cada fin de semana y debemos respetarles. Pero yo creo que los errores arbitrales son mucho más justificables antes del VAR que ahora. Hay que romper con el tabú de que un árbitro comete un error porque hay hechos de interpretación", señaló.

"Por ejemplo, si Rubén Pérez toca al jugador o no eso es una interpretación. Si una mano es alejada o no del cuerpo, es una interpretación. Ahora con ocho televisores, con seis personas, con cuatro árbitros... si es dentro o fuera del área no es una interpretación sino un hecho fáctico que es fuera o dentro. Ante esas cosas yo si me rebelo", continuó.

Pellegrino no terminó ahí su exposición: "Es muy difícil arbitrar a esa velocidad pero la herramienta está para ayudar al señor que dirige y decirle que fue fuera. Si rectifica me saco el sombrero. Pero si no rectifica y lo vemos todos los que estamos fuera...".

"Nosotros también nos jugamos un montón de cosas y por un punto o dos puntos un equipo se puede ir a Segunda. Debemos tratar entre todos de ayudar al árbitro y esa herramienta es fantástica para que haya más justicia. Yo sigo creyendo", agregó.

Pese a todo considera que el empate conseguido en Mestalla 'fue importante por el resultado y por las maneras' al tiempo que valoró que los suyos jugaran el duelo con personalidad, con aplomo y con solvencia.

"Ese es el camino que queremos para seguir adelante. Ahora hay que mirar al partido siguiente. Vamos a jugar contra un equipo que viene muy bien, que ha minimizado sus errores muchísimo. Es muy competente en todos los aspectos y necesitamos una versión muy buena para tener posibilidades", añadió.

Ese equipo es el Athletic, que llega líder a Butarque habiendo concedido solo un gol: "Han mejorado muchísimo en el aspecto defensivo desde el año pasado. Conceden muy poco, muy pocos errores, y se alimentan muy bien de los pocos que pueda hacer el rival".

"Por algo llevan una racha magnífica y están en un momento de mucha confianza. Todo lo que están haciendo les está saliendo bien. No tenemos que conceder nada para que el partido podamos llevarlo a nuestro lado", completó.

Hay quienes ven paralelismos entre la situación del curso pasado y la del actual toda vez que en ambos no se arrancó bien. No lo entiende así el argentino, quien cree que 'no tiene nada ver' y que es solo 'anecdótico y estadístico'.

"Los partidos hay que construirlos desde el trabajo, desde la ilusión que pongamos. Tenemos que ser mejores que el rival a nivel futbolístico, simplemente eso. Hoy en nuestra liga la diferencia entre llevarte un partido, empatarlo o perderlo cada vez es más ínfima", opinó.

"Nos tenemos que quedar con las cosas buenas y llevar al equipo a un nivel que podamos hablar de detalles. Eso significará que las cosas que dependen de nosotros las estamos haciendo bien", indicó.

Aún así parece que se respira un ambiente de mayor tranquilidad que hace un año: "No me gusta calificar las emociones porque las procesamos cada uno como uno puede. Analizamos las cosas y trato de darle siempre a mis jugadores las cosas que creo que dependen de nosotros y hacerlas de la mejor manera".

"Cada jugador lo vive de una manera diferente al momento. Yo respiro entre mis jugadores que hay una gran actitud de cambio, de querer revertir la situación. Se vio el otro día. Eso es lo que quiero yo de mis chicos, nada más. Tranquilidad, concentración, tensión... para estar bien necesitamos un poquito de cada condimento. Estamos en un buen camino", explicó. E