Fútbol

El Celta perdona la vida a un mediocre Villarreal y deja la eliminatoria en el aire

El Villarreal tendrá que esperar al partido de vuelta para sentenciar su eliminatoria contra el Celta, después de empatar 1-1 en Balaídos, un encuentro en el que los gallegos fueron superiores y merecieron la victoria, pero su falta de pegada los privó de un mejor regalo en el día de Reyes.

El inicio de los de Eusebio Sacristán fue espectacular. Pese a la presumible superioridad de su rival, el Celta no renunció a su estilo de juego y en la primera parte pasó por encima a un Villarreal totalmente desdibujado.

Los celestes, liderados por Roberto Trashorras en la zona de creación, se adueñaron del balón y con un fútbol de toque desarbolaron al equipo de Ernesto Valverde, aunque, como le sucede en liga, no lograron rentabilizar ese dominio por su preocupante falta de pegada.

Todo lo contrario que su rival, ya que el Villarreal, en su primera y única aproximación de la primera parte, logró adelantarse en el marcador con un tanto del italiano Rossi, que no desaprovechó un magistral pase del capitán Cani a la espalda de la zaga gallega.

Una jugada que bastó para demostrar la gran diferencia entre ambos equipos, pues a los de Valverde les sobraba con un par de toques para enmudecer Balaídos mientras que el Celta era incapaz de superar a Diego López pese a tener toda la posesión del balón y alguna que otra clara ocasión.

Y la cosa todavía pudo ser peor para los vigueses, ya que sobrepasado el ecuador del primer acto Llorente superó de nuevo a Yoel, pero Turienzo Álvarez decidió anular el tanto por un más que ajustado fuera de juego.

Remontada céltica

Durante varios minutos el Celta estuvo tocado pero el Villarreal, una sombra del que se exhibió en el Camp Nou, fue incapaz de aprovecharlo para matar el encuentro. Y lo pagó caro el submarino amarillo porque, al filo del descanso, el brasileño Arthuro, que acababa de sustituir al lesionado Aspas, empató el choque con un gran remate de cabeza.

El gol del brasileño dio alas a los celestes, que en la segunda parte se lanzaron a por la victoria. Los de Eusebio, que no tardaron en encerrar en su campo al Villarreal, parecían el equipo grande, pues los castellonenses se defendían como podían mientras se encomendaban a la velocidad de Rossi como única arma ofensiva.

El Celta dominaba, tenía la pelota, pero tampoco creaba ocasiones claras. Arthuro, después de un buen desmarque, lo volvió a intentar al cuarto de hora de la reanudación, pero esta vez Diego López le ganó la partida.

A medida que corrían los minutos el Celta empezó a acusar el desgaste y, aunque siguió teniendo el dominio del partido, apenas pisaba ya el área visitante. El Villarreal también se dio cuenta y, en los instantes finales, intentó resolver la eliminatoria con un segundo tanto, pero Fuster falló en el único remate entre los tres palos de la segunda parte.

comentariosforumWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin