Buscar

Lisandro López, la gran esperanza lionesa frente al Madrid

Agencias
15/02/2010 - 17:56
Lisandro López (d) pelea un balón en el último partido de la Liga francesa.

El argentino Lisandro López es la gran esperanza del Lyon para eliminar al gigante madridista en octavos de final de la Liga de Campeones, cuyo primer acto se vivirá mañana en en terreno francés.

El fichaje más caro de la historia del Lyon, los 24 millones de euros que pagó el club al Oporto portugués, le crearon una presión suplementaria a un jugador que, poco a poco, se va haciendo con el liderazgo del equipo.

Por el momento sus prestaciones son irregulares, pasando de los auténticos golpes de genio a enormes decepciones. Autor de quince tantos en lo que va de temporada, nueve de ellos en la liga, y cinco asistencias, sus apariciones han coincidido con los mejores momentos de los franceses.

A sus 26 años, Lisandro está dispuesto a echarse al equipo a las espaldas. La conexión con su compatriota César Delgado parece funcionar cada día mejor, como se demostró el pasado sábado, cuando un pase del primero permitió al segundo lograr el tanto de la victoria contra el Lens.

El argentino llegó en medio de una gran espectación que no decepcionó. El club estaba seguro de haber comprado un capital de goles garantizado, a la vista de sus buenos números en el Oporto.

Sobre todo, llamaban la atención sus cifras de 2007/2008, cuando acabó con 24 dianas en la liga lusa y otras tres en la Liga de Campeones.

Las espectativas se cumplieron enseguida. Seis goles en agosto tranquilizaron a los propietarios lioneses, preocupados por el destino de la enorme inversión que habían efectuado.

También fue el autor del tanto contra el Liverpool que certificó la clasificación del Lyon para octavos de final de la Liga de Campeones, y de dos de los cinco tantos que sirvieron para empatar (5-5) ante el Marsella en un espectacular choque y de un "triplete" frente al Lille.

Encantado al público lionés

Ese Lisandro ha encantado al público lionés que, sin embargo, pierde en ocasiones la paciencia a causa de la irregularidad del jugador, capaz de lo mejor y de lo peor.

Desde mediados de diciembre pasado el argentino acumula las mediocres prestaciones, una caída de rendimiento de la que se ha resentido el equipo, que ha visto como su juego pierde muchos enteros.

En el club el ambiente es de tranquilidad. El mensaje oficial es que es normal que el jugador sufriera una caída de su rendimiento tras un espectacular inicio de temporada.

Además, una lesión en los aductores rompió su ritmo y se resintió en su juego.

Debate sobre su posicionamiento

En medio de esos altibajos, el propio Lisandro, poco dado a hablar con los periodistas, alimenta con sus escasas declaraciones el debate sobre su posicionamiento en el campo.

El entrenador lionés, Claude Puel, le sitúa bien como delantero centro, bien escorado a la izquierda, posición en la que ha disputado la mayor parte de los minutos de los que ha gozado.

El jugador ha hecho saber que prefiere estar en el centro, como principal atacante, un puesto en el que tiene más competencia, pero donde ha marcado la mayor parte de los goles.

Pero el técnico le ha colocado más a menudo en el costado y los números le dan la razón, porque con Lisandro en esa posición el Lyon ha sumando más puntos.

Puel asegura que no hay debate posible y que la colocación de Lisandro en el terreno de juego tiene una incidencia minúscula en el rendimiento del equipo.

Pero lo cierto es que hay intereses contrastados entre un equipo que busca la eficacia y un jugador que persigue tener el máximo posible de visibilidad, sobre todo en un año en el que el horizonte está cubierto por el Mundial de Sudáfrica.

Comentarios 0