Buscar

Así es el cargo de Zidane en el Real Madrid: de estrella en el césped a secundario en los despachos

EcoDiario.es
16/02/2010 - 8:06
Kaka y Zidane durante un acto de la Fundación Real Madrid en diciembre de 2009

La expedición del Real Madrid tuvo un protagonista especial e inesperado en Lyon: Zinedine Zidane. El ex internacional francés se exhibió por primera vez públicamente después de protagonizar ciertas dudas sobre sus funciones reales en el club blanco y su relación con el resto de la directiva.

"Me faltaba ir con los jugadores y estoy muy contento de hacerlo. De vez en cuando añoro la competición, estar con mis compañeros, porque ésta ha sido mi vida, pero si lo dejas, lo dejas. Estoy encantado con esta nueva etapa que es diferente", afirma Zidane en la página web del Real Madrid. Diferente y secretísima. Poco se sabe de cuáles son sus funciones reales en la casa blanca.

En su currículum aparecerá durante estos años como asesor del presidente. Ahora bien, ¿sobre qué asesora? Silencio. "Habla mucho con el Florentino Pérez y le da su opinión", afirman desde el Bernabéu. Si se intenta profundizar más emergen las evasivas.

Las incógnitas por el caso Ribery

A él se le atribuyen el creciente interés del Real Madrid durante el pasado verano por hacerse con los servicios de Ribery. Ambos comparten agente y, por su intermediación, el galo parece estár más cerca de Madrid que de Barcelona. Sin embargo, ahí podrían haber comenzado las dudas verdaderas sobre su poder dentro de la casa blanca.

Valdano no otorgó a su llegada la misma prioridad que Zidane. Emergió el roce y fue el director general el que triunfó. El caso Ribery se aparcó hasta el verano siguiente con el enfado posterior del asesor presidencial. La hasta entonces 'anónima' figura del ex internacional se hizo más secreta todavía. Nadie sabía de él hasta hace apenas unos meses.

El regate constante a los focos

Parte de este ocultismo procede de su forma de ser. Protagonista dentro de los terrenos de juego, fuera siempre ha preferido huír de los focos.

Sin embargo, su aterrizaje a la directiva del Real Madrid exigía un cambio de actitudes. Lo creían así mucho de los miembros directivos de la casa blanca, seguros de que el trabajo de Zidane debía ser más que el de mero atractivo electoral o embajador de buenas intenciones madridistas.

No fue así. Al menos no delante de las cámaras. Quizá motivado por el caso Ribery, en parte promovido por su carácter, sorprendió que durante los primeros actos galácticos del nuevo 'Florentinato' no hubiera ni un solo atisbo del galo.

Ni en las presentaciones de los nuevos jugadores, ni en los actos con la UEFA o la FIFA, ni si quiera durante en ciertos eventos benéficos. Nada. Zidane tuvo que esperar al otoño para demostrar que se encontraba en la nómina de los trabajadores del Real Madrid.

Sus viajes, solo en Francia

Fue en Marsella cuando acompañó por primera vez a la expedición blanca (se concentró junto a ella, aunque no viajó en su mismo vuelo). Lyon es su segunda aparición de peso. Anteriormente había dejado verse con cuentagotas en varios eventos organizados por la Fundación del Real Madrid.

Para esta ocasión, ha viajado en el mismo vuelo que jugadores, periodistas, aficionados y directivos. Entre ellos el propio Valdano, con quien compartió charla durante el viaje a Francia. Los posibles roces del pasado son ya historia. Zidane ha asumido su nuevo rol: de estrella protagonista en el cesped a secundario invitado en los despachos.

Comentarios 0