Buscar

Seis españoles, 2 ex jugadores de la selección, en el 11 inicial del Kitchee

EFE
17/02/2010 - 14:00

Hong Kong, 17 feb (EFE).- Agustín Aranzábal Alkorta y Alberto Celades, ex jugadores de la selección española, reforzaron hoy las filas del equipo hongkonés Kitchee en su choque contra el Pegasus en el torneo de Año Nuevo Chino, partido que culminó con un 1-0 a favor del Kitchee.

Aranzábal (28 veces internacional) y Celades (cuatro), ambos retirados recientemente del fútbol, se unieron hoy a los cuatro españoles que conforman el combinado del técnico Josep Gombau.

El tanto lo marcó sin embargo el nigeriano Alexander Oluwatayo Akande, con el dorsal número 28.

El guardameta Sergio Aure, los defensas Francisco Javier Pérez y Ubay Luzardo y el centrocampista Baruc Nsue, completaron el cuadro de españoles.

"Hoy es una fiesta en Hong Kong, hemos traído a un par de jugadores que tienen muy buen nivel para ayudarnos y para disfrutar", explicó a Efe el entrenador del Kitchee, quien desestimó la partida (el pasado diciembre) de su delantero Albert Virgili como motivo de este refuerzo.

Para la amistosa "Copa Fortis de Año Nuevo", organizada por el Kitchee, se invitó al combinado surcoreano Pohang Steelers.

Los organizadores previeron que tanto el equipo dirigido por Gombau, como el Pegasus -que contó para la ocasión con refuerzos del South China, el principal equipo de Hong Kong-, se enfrentaran en sendos partidos a los hombres de Waldemar L. de Oliveira (entrenador de los surcoreanos, que vistieron uniforme rojinegro).

Gombau, sin desestimar la labor de José Ricardo Rambo (técnico del Pegasus), aseguró que tienen "más nivel los surcoreanos", y por tanto, se enfrentaban a ellos con "más respeto".

El resultado final del torneo se conocerá tras el tercer y último encuentro (hacia las 1:45 GMT).

"Sería bonito ganar, aunque no es ningún título, ni es una competición oficial", indicó Gombau.

El frío (alrededor de los nueve grados) y las recientes festividades del año nuevo lunar (que en Hong Kong concluyeron ayer martes), no ayudaron a llenar, ni de lejos, las gradas del Estadio de Hong Kong, a pesar de que el fútbol es el deporte rey en el territorio. También hay que decir que las ligas europeas son las que se siguen con verdadera pasión.