Fútbol

Lass, último caso de misteriosa lesión y desinformación médica en el Real Madrid

Lass (arriba) y Benzema (abajo), dos de los misteriosos lesionados blancos

Misterios clínicos en Valdebebas. ¿Cómo se puede transformar una gastroenteritis en una sinovitis y luego en artritis? Ningún especialista del mundo sabría responder. Los del Real Madrid, sí. La explicación dada por la ausencia de Lass Diarrá es el enésimo parte médico turbio de un equipo plagado de lesiones misteriosamente inexplicables.

El caso del francés resulta casi cómico. La historia viene de lejos. Lass está bajando mucho su rendimiento en las últimas jornadas. Se le han subido los halagos a la cabeza. A ello hay que unir una complicada integración.

Todavía no sabe hablar español y no ha hecho ningún esfuerzo por lograrlo. El 'asocial' Benzemá le ha adelantado por la izquierda en apenas unos meses. Ya chapurrea castellano. Lass ni lo intenta.

La explosión de este tira y afloja llegó el sábado pasado. Pellegrini le sustituyó por Gago. Experimento que molestó al 10 merengue. Se lo dejó claro en el propio cesped y filtró a la prensa francesa su malestar.

Por eso los rumores se dispararon cuando el jugador apareció el pasado martes como baja en el entrenamiento por una supuesta gastroenteritis. Los cuchicheos se transformaron en clamor y mofa cuando, en la mañana del miércoles, el parte médico cambió: Lass pasó de tener tocado el estómago a padecer sinovitis en su tobillo izquierdo, esto es, la inflamación de la 'cápsula' de ligamentos que unen las articulaciones. Ahora la dolencia ha pasado a ser una artritis. Esa es la explicación tercera explicación del parte médico sobre esta misteriosa dolencia. Por eso no jugará contra el Getafe.

O la mala suerte se ceba con el muchacho, o algo raro pasa en la enfermería de Valdebebas. El comentario nada más leer el parte médico de muchos de los periodistas allí presentes fue claro: "Se ha borrado". Resulta complicado afirmar que sea así. El cuento del lobo en versión madridista. ¿Cuando hay 'poca tolerancia al dolor' y cuando una auténtico problema?

Las molestias dudosas se han disparado. A la ya conocida de Guti (protagonizó una tensa rueda de prensa cuando fue preguntado sobre si fingía o no las molestias) se han unido las de Kaká o Benzemá. También están siendo eternas las bajas de Drenthe o Mahamadú Diarrá.

La polémica vinculación con Sanitas

Sea cuestión de compromiso, sea cuestión médica, lo cierto es que este constante goteo de anomalías se ha convertido en rutina desde que el Real Madrid externalizó sus servicios médicos con Sanitas.

Desde entonces, es esta compañía la que se encarga de atender las lesiones de los jugadores blancos, siempre supervisados por médicos que no dependen del Real Madrid. Es esta empresa la que proporciona los galenos.

Durante un tiempo el Real Madrid intentó mantener un gestor que intermediara entre esta compañía y el club. El elegido fue el Doctor Alfonso del Corral. Ex jugador del Real Madrid en su sección de baloncesto, Del Corral permaneció vinculado al equipo blanco durante casi 20 años en estas funciones. En 2009 dimitió por las tensiones existentes entre el equipo de Sanitas y su criterio.

Se sentía una figura decorativa. Lo llamó la lesión de Van Nistelrooy en 2008. No fue informado de cuál era la dolencia exacta del holandés hasta que Juan Carlos Hernández, jefe de lo servicios médicos Real Madrid Sanitas, le facilitó la documentación. Hasta entonces, permaneció ignorado pese a que Del Corral era por entonces el jefe de los servicios médicos del Real Madrid, sin el apellido Sanitas de por medio, claro.

Faubert y la desinformación constante

Esperpéntico fue también el caso de Faubert. El jugador francés permaneció 10 días lesionados sin que hubiera comunicación alguna hacia los periodistas que cubren la información merengue.

Juande Ramos, entrenador la campaña pasada del equipo blanco, descubrió, sorprendido, la noticia cuando, en sala de prensa, fue preguntado por la misteriosa incomparecencia del francés en las convocatorias. "Lleva diez días lesionado y por eso ni entrena ni juega. Me extraña lo que se ha publicado", comentó en referencia a los rumores que, los días previos, hablaban de otra (¿les suena?) extraña baja.

No sería la primera vez que la prensa pide a los servicios de comunicación del club más trasparencia, pero las mejoras todavía no han llegado. ¿De quién es la culpa? ¿Del Real Madrid o de Sanitas? Difícil respuesta.

Una pista: el Valencia CF tambié tiene contratado a Sanitas como asesora de sus servicios médicos. La información sobre las lesiones de sus jugadores son impecables, comparecencia habitual de los médicos ché incluidas.

comentariosWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin