Buscar

El Atlético quiere olvidarse de 'El Pupas' para volver a ser grande en Europa

EcoDiario.es / Agencias
12/05/2010 - 8:42

Dicen los Atléticos que más saben que su única maldición tiene forma de calificativo injusto: "Lo del Pupas es una gilipollez. El Atlético siempre ha sido un grande", recita como 'Padre Nuestro' rojiblanco Luis Aragones, el hombre que casi consigue una Copa de Europa para el Calderón en 1974. Hoy, 36 años después, el Pupas quiere volver a su esencia de campeón. La del tercer equipo de España. La de grande de Europa.

La que se juega esta noche en Hamburgo, ante el Fulham, será la quinta final europea de su historia, siendo la primera la Recopa de 1962 -con título incluido ante la Fiorentina- y pasando por la ya citada y dolorosa derrota de la Copa de Europa de 1974 ante el Bayern Múnich, donde se precisaron de dos encuentros para soborear la amargura de la derrota.

Ahora, 48 años después de la conquista de su único trofeo continental, y tras 24 de ausencia en una final europea (Recopa de 1985-86 ante el Dínamo de Kiev en Lyon, donde cayó por 3-0), avista un nuevo título internacional contra el Fulham; el último obstáculo hacia el triunfo completo en la nueva Liga Europa.

Aquella final contra la Fiorentina

Ya tiene en su haber un torneo continental: la Recopa de 1961-62. Lo consiguió frente al Fiorentina, al que, tras el 1-1 del primer choque en Glasgow, doblegó en el duelo de desempate, disputado el 5 de septiembre de 1962 en el Neckarstadion de Stuttgart.

Allí, el conjunto rojiblanco, dirigido desde el banquillo por aquel entonces por José Luis Villalonga, levantó el título ante su rival italiano con una victoria por 3-0, con goles del guineano Miguel Jones (1-0, m.8), el angoleño José Alberto de Mendonça (2-0, m.27) y Joaquín Peiró (3-0, m.59)

Los argentinos Edgardo Medinabeytia y Jorge Bernardo Griffa, Feliciano Rivilla, Isacio Calleja, el brasileño Ramiro Rodrigues, Jesús Glaría, Adelardo Rodríguez y Enrique Collar completaron el once del equipo madrileño en aquella cita, la primera de sus cuatro finales europeas precedentes al partido del próximo miércoles.

La primera decepción con nombre inglés

Apenas un año tardó el Atlético en volver a una final, tras el campeonato de 1961-62. El siguiente curso, también en la Recopa, el equipo rojiblanco luchó por el título frente al Tottenham en la ciudad holandesa de Rotterdam, pero, en esa ocasión, fue derrotado por el bloque inglés por 5-1.

Dos tantos de Jimmy Greaves (m. 16 y 80), otros dos de Terry Dyson (m. 35 y 67) y uno de John White (m. 35) amargaron ese choque al conjunto madrileño, que firmó su gol por medio de Enrique Collar (m. 47).

El técnico Sabino Barinaga formó su once con Edgardo Medinabeytia, Feliciano Rivilla, Jorge Bernardo Griffa, José Antonio Rodríguez, Ramiro Rodrigues, Antonio Chuzo, Jesús Glaría, Miguel Jones, Adelardo Rodríguez, Mendonça y el citado Collar.

El eterno dolor del gol de Schwarzenbeck

Muy dolorosa fue la final de la Copa de Europa de 1973-74 contra el Bayern Múnich, que precisó de un encuentro de desempate para definir el campeón de aquella edición del torneo. Y es que la final, en el estadio Heysen de Bruselas, terminó con 1-1, prórroga incluida, habiendo acariciado el título el conjunto madrileño.

Ese 15 de mayo de 1974, el conjunto rojiblanco, dirigido desde el banquillo por el argentino Juan Carlos Lorenzo, completó un partido sobresaliente y se adelantó en la prórroga (minuto 114), con un gol de falta directa de Luis Aragonés.

Pero Hans-Georg Schwarzenbeck, con un tiro lejano en el último suspiro del duelo, forzó el desempate ya que entonces no existía la decisión final en tanda de penaltis.

Dos días después, y en el mismo escenario, el encuentro apenas tuvo historia. Dos goles de Uli Hoeness y otros dos de Gerd Muller acabaron con el sueño del Atlético, que tenía un equipo formado por Miguel Reina, Adelardo Rodríguez, Luis Aragonés, Francisco Melo, Ramón Heredia, José Luis Capón, Eusebio Bejarano, José Armando Ufarte, Javier Irureta, Ignacio Salcedo, José Eulogio Gárate, Heraldo Becerra, Domingo Benegas o Alberto Fernández.

Kiev, Lyon y otra debacle, último recuerdo europeo

Once temporadas pasaron hasta la siguiente final atlética. Fue en la Recopa de Europa de 1985-86 contra el Dínamo de Kiev, en Lyon, y resuelta con derrota del equipo madrileño (3-0): dianas de Alexander Zavarov (m. 4), Oleg Blokhin (m. 85) y Vadim Evtuchenko (m. 87), en un estadio de Gerland repleto de aficionados rojiblancos.

Luis Aragonés dirigía por aquel entonces al Atlético, en el que alineó para ese partido al argentino Ubaldo Fillol, Tomás Reñones, Juan Carlos Arteche, Miguel Ángel Ruiz, Clemente Villaverde, Julio Prieto, Jesús Landaburu, Roberto Marina, Quique Ramos, el uruguayo Jorge da Silva y Luis Mario Cabrera.

Comentarios 2

#1
12-05-2010 / 09:29
Ruben
Puntuación -1

El Atletico no es el tercer equipo de España sino el segundo, pues el Barça no se puede sonsiderar español

#2
12-05-2010 / 14:39
javi
Puntuación 4

A ver si el Atletico me da una alegria esta noche en estos tiempos de tanta pena.