Fútbol

El vestuario del Real Madrid molesto con el "se puede perder la Liga" de Casillas

Casillas saluda a Cristiano en un duelo de Liga | EFE

En el Real Madrid los tirones de oreja no sólo se producen desde los capitanes hacia el resto de la plantilla. También los hay en el sentido contrario, de los jugadores a sus líderes. Eso es lo que ha sucedido en los últimos días con Iker Casillas. Los futbolistas merengues reprocharon a su portero sus palabras tras el duelo ante el Valencia.

El portero del Real Madrid, en un intento de restar tensión y dar una capa de normalidad a la entidad afirmó que "nunca dijimos que íbamos a ganar la Liga. Ni cuando teníamos diez puntos de ventaja. La podemos perder porque hay un rival como el Barcelona que aprieta mucho. Aún queda mucho por jugar", comentó en zona mixta tras el empate cosechado.

El titular que apareció reflejado en la mayoría de los medios de comunicación redujo esta declaración a lo más llamativo: "Podemos perder la Liga". Resumen que, cuando llegó al vestuario blanco no sentó nada bien.

Más de un miembro importante entendió que, con esta declaración de intenciones, Casillas mostraba una debilidad blanca que, según sus compañeros, no existe. Lo que tocaba, entendían estos pesos pesados, era vender prudencia pero con algo más de optimismo, tal y como hizo Cristiano Ronaldo tras el duelo contra el Atlético de Madrid.

"La Liga está un poquito más cerca, pero no la tenemos cerrada. En mi vocabulario no existe la palabra derrota", dijo el trigoleador de la noche en un mensaje que, en el seno del Real Madrid se sabe que tenía un segundo destinatario además del espectador merengue: Iker Casillas.

Sea como fuere, desde el club se insiste que este tipo de 'disensiones' son lógicas de un club ganador como éste. En ningún caso, insisten, el caso fue a mayores. Se quedó en una simple diferencia de pareceres.

Esta no es la primera ocasión que en esta temporada asistimos a discusiones de más alto tono entre Casillas y alguno de sus compañeros. Alguno de ellos llegó a manifestar en privado que "Iker es capitán de sí mismo".

El pique público mantenido con Sergio Ramos ante la Real Sociedad (solucionado posteriormente) fue la bronca más sonada.

Además, esta temporada se han repetido algunos roces con su entrenador, José Mourinho. El más reciente con la ley del silencio impuesta en Villarreal como telón de fondo

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

forum Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Periolistos
A Favor
En Contra

Que tonterías hay que leer

Puntuación 5
#1