Fútbol

'El Millonario', protector de Messi: "Recogía y llevaba a casa a los jugadores que bebían"

Daniel Rojo, 'El Millonario'. Twitter: @millonariorojo

Daniel Rojo, un nombre que le dirá poco pero cuando lea su historia puede que no lo olvide. 'El millonario', como era conocido en su círculo más cercano, conoce secretos inconfesables de la plantilla blaugrana aunque ahora parece que ha decidido contar algunos de ellos.

Trabajador para el FC Barcelona durante la etapa de Frank Rijkaard, una de sus labores más habituales era "ir a recoger y llevar a a casa a los jugadores que bebían". Para que lo imaginen, era un ex presidiario que sobrepasaba los dos metros, siempre al cuidado de los cracks blaugranas.

El 'protector' de los jugadores señala que la etapa de Rijkaard en el club era un cachondeo e incluso mete al entrenador en el círculo. "¿Qué podía decir Rijkaard si tampoco era un ejemplo de comportamiento?", señala Rojo. Durante aquella etapa, "el club me mandaba a recoger jugadores que habían bebido demasiado y no estaban en condiciones de conducir. Una vez me encontré con un jugador que estaba teniendo sexo oral con dos hermanas en la zona VIP de una discoteca y tuve que buscar a todos los que le habían fotografiado con el móvil para borrar las fotos".

Messi, sin vida social

Una de las misiones prioritarias de Rojo era la de proteger a la máxima estrella culé, Leo Messi. 'El millonario' cree que el delantero "está empezando a vivir ahora" pero que lo tenían sobreprotegido. "También le prohibían salir con las chicas, solo ahora está descubriendo lo que significa vivir. Ya no me ocupo de ellos desde hace un par de años, pero de vez en cuando quedo con ellos".

Rojo señala que "un día me mandaron a recogerle tras un entrenamiento. Messi es un chico humilde y cuando comía se sentaba siempre a mi lado y yo le contaba mi vida. Él no tenía mucho que contar, en su vida no había hecho otra cosa que entrenarse y jugar al fútbol". Ahora las cosas parecen que han cambiado.

Mientras que en su etapa en el club, a Messi le 'ataban en corto' y le impedían llevar a cabo una vida social activa, "el año pasado me fui a ver un partido del Barcelona junto con un amigo y me crucé con Leo, que estaba acompañado por dos chicas guapísimas. Luego descubrí que una era su novia, Antonella, y la otra la mujer de Mascherano y me fui a cenar con ellos. Al final Leo me acompañó a casa con su coche. Él conducía y yo me senté detrás».

Son algunos de lo secretos que 'El millonario' ha confesado a la Gazzetta dello Sport, muchos otros se mantendrán en secreto, al menos mientras el millonario lo estime oportuno.

comentariosWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin