Buscar

La inevitable renovación del Rayo Vallecano

EFE
4/06/2013 - 10:48
Más noticias sobre:

Madrid, 4 (EFE).- El Rayo Vallecano, después de haber finalizado la Liga en octava posición, la mejor de su historia, debe acometer en los meses de verano una inevitable renovación de su plantilla, puesto que trece jugadores acaban contrato, y el club, aún en proceso concursal, no está para grandes dispendios económicos.

Una vez que la Liga ha finalizado y se ha asegurado la continuidad de la piedra angular del nuevo proyecto para la temporada 2013/2014, el técnico Paco Jémez, la dirección deportiva y el propio entrenador deben empezar a trabajar con celeridad en conformar lo que será la nueva plantilla del Rayo.

De la actual, trece jugadores acaban contrato y algunos de ellos como el centrocampista Javi Fuego, el ariete catalán Raúl Tamudo o el delantero argentino Alejandro 'Chori' Domínguez ya se sabe seguro que no continuarán, al igual que el brasileño Leo Baptistao, traspasado al Atlético de Madrid.

Al capitán Piti, máximo goleador de la última campaña con 18 tantos, se le intentará retener por la importancia dentro del equipo, tanto dentro como fuera del vestuario, aunque algunas ofertas, superiores en lo económico a la que inicialmente puede ofrecer el Rayo, pueden dificultar su continuidad.

En el caso de los porteros Dani Giménez y David Cobeño, el central Mikel Labaka y el delantero montenegrino Andrija Delibasic, todos ellos con contrato hasta el 30 de junio, su futuro parece lejos de Vallecas porque apenas han contado durante esta campaña, aunque sus propios intereses y la opinión del técnico Paco Jémez también serán un factor a tener en cuenta.

Otros cuatro futbolistas, Rubén Martínez, Jordi Amat, Jordi Figueras y el argentino Franco 'Mudo' Vázquez, regresarán a sus respectivos equipos una vez que ha acabado su período de cesión. Vázquez y el portero Rubén ya han manifestado públicamente su deseo de seguir en el Rayo, pero en este caso el Palermo italiano y el Málaga deberán sentarse a negociar con el conjunto madrileño.

En el caso del lateral izquierdo José Manuel Casado, que se lesionó de gravedad el pasado 12 de mayo, el club ya le ha comunicado su intención de renovarle, aunque aún no se ha hecho efectiva. Su plazo de vuelta a los terrenos de juego, previsto para final de año, hace que, además de haber hecho ficha del primer equipo al canterano Nacho Martínez, haya que buscar otro hombre para ese puesto.

De esta manera, solo tienen asegurada su continuidad la próxima temporada nueve jugadores: los defensas Roberto Román 'Tito', Anaitz Arbilla, Alejandro Gálvez, Rodri y Nacho Martínez, los centrocampistas Adrián González, José Carlos y Roberto Trashorras, y el delantero guineano Lass Bangoura.

Al igual que el pasado verano, cuando se marcharon doce futbolistas y llegaron otros doce, el Rayo plantea de nuevo una renovación obligada de su plantilla. El objetivo es el mismo, la permanencia.

David Ramiro