Fútbol

El Swansea arrolla al Valencia e incendia Mestalla

El Swansea celebra el primer gol del partido, obra de Bony. Foto: Reuters.

El Swansea de Michael Laudrup ha escrito un nuevo capítulo de la crisis que vive el Valencia al derrotar al conjunto ché por un contundente 0-3 en el primer partido de la fase de grupos de la Europa League.

Empezaban los de Djukic bajo presión por los malos resultados conseguidos en los primeros partidos de liga, y el Valencia quiso agradar a su afición en los primeros compases del encuentro, muy activo e intentando llegar al área del Swansea. Sin embargo, el empuje le duró muy poco a los valencianos, porque a los diez minutos se quedó con un jugador menos por la expulsión de Rami que agarró a Bony cuando se marchaba para definir solo ante Guaita.

Y casi sin tiempo para reaccionar (Djukic cambió a Fede y metió a Riacrdo Costa para recomponer la defensa), el Swansea marcó el primero. En una gran jugada, Michu se deslizó por la izquierda y se la cedió a Bony, que dentro del área, fusiló sin miramientos a Guaita. Con un jugador más y el resultado a favor, el Swansea fue el único equipo sobre el césped de Mestalla, y pudo hacer el segundo si Bony no hubiese cruzado demasiado el balón tras aprovecharse de una entrega pésima de Barragán. Michu también tuvo en su cabeza el segundo, pero el Valencia llegó al descanso un solo gol por debajo.

El Swansea sentencia

Tras la segunda parte, una hipotética respuesta ché se quedó en un deseo insatisfecho de la grada, que poco a poco fue acrecentando su enfado por la inoperancia de su equipo. Muy cómodo, el Swansea seguía manejando la pelota (imperial Cañas) y combinaba cerca del área gracias a la movilidad de Dyer, Pozuelo y Michu. Mientras, Banega estaba asfixiado, la defensa valenciana seguía siendo un flan y Postiga una isla en medio de un desierto de camisetas azules.

Casi sin salir de su campo, el Valencia recibió pronto el segundo. Fue Michu quien se anotó el gol, tras un pase excepcional entre líneas de Pozuelo, que dejó solo al asturiano para que batiese con la derecha a Guaita. Conexión española para tumbar a un Valencia que ya había alzado la bandera blanca. No obstante, tuvo que recibir un último castigo en forma de golazo: un espectacular lanzamiento de falta de De Guzmán, que colocó el esférico en la escuadra izquierda de Guaita. Una obra de arte que terminó de incendiar Mestalla. Era el minuto 62.

Entre silbidos y cánticos contra los jugaores, el resto del partido fue una agonía para el Valencia, que lo único que quería era la llegada del pitido final. Un par de tímidas internadas por la izquierda de Bernat y Guardado pudieron incomodar al Swansea, pero ni eso: un eficaz Chico Flores apareció en las dos ocasiones que su equipo le necesitó para despejar el peligro.

Sin más ocasiones, y con un Swansea dedicado a dormir el encuentro, se llegó al final con el pitido abrumador de Mestalla como respuesta al mal juego de su equipo y con la certeza de que los de Michael Laudrup han hurgado un poco más en la herida de un Valencia que sigue sin encontrarse a sí mismo.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

el nem del inem
A Favor
En Contra

Otro ridiculo más de unos jugadores que no sienten los colores, y de un entrenador que solo sirve para entrenar equipos de media tabla. Que fichen ya a Garrido, ahora esta libre para el Valencia y ademas es valenciano, nacido en la misma Valencia, y con mucha más experiencia que Djukic.

Puntuación 1
#1