Fútbol

Las siete mejoras del Real Madrid un año después de que Mourinho tocara fondo

Ancelotti y Mourinho en dos imágenes con el Real Madrid | EFE / Reuters

El año 2013 ha sido, en el Real Madrid, el año en el que se ha puesto fin a la era Mourinho. Era convulsa que se cerró sin títulos y cuyo declive comenzó hace justo un año, con dos actos puntuales: su convocatoria de una suerte de plebiscito ante el Bernabéu en la previa del derbi ante el Atlético y el 'banquillazo' a Iker Casillas en la última jornada de 2012.

Aquellos dos gestos dieron pistoletazo de salida al adiós del portugués del Real Madrid.

Tras el primero, buena parte de la directiva del equipo blanco empezó a considerar que era momento de replantearse el futuro del técnico e incluso algunos de sus miembros propusieron en petit comité la posible destitución del técnico si los resultados del equipo blanco (entonces 16 puntos por detrás del Barça) seguían yendo en caída libre.

Lo de Casillas terminó de aclarar su camino. El portugués había declarado una guerra civil en el conjunto merengue que acabó en un pacto para su salida tranquila de Chamartín.

Hoy sin embargo todo ha cambiado. Con Ancelotti al frente, el Real Madrid es una balsa de aceite y, salvo tropiezos puntuales a principio de curso, las sensaciones que transmite el equipo son más que positivas. Éstas son, a grades rasgos, las siete mejoras que ha introducido el italiano con respecto a su predecesor y que han permitido al Real Madrid cambiar su aspecto.

1.- Mejores resultados

Vayamos a lo que más le gustaba a Mourinho: los números. El luso era un fanático de sacar la calculadora cuando alguien ponía en duda su gestión de el equipo blanco. Quizá el dato que más le excitaba era el de destacar que, con él al frente, el club ganó la famosa Liga de los 100 puntos y los 121 goles a favor. Pues bien, la estadística ahora le deja en mal lugar. Porque Ancelotti está mejorando los guarismos del luso en el Real Madrid a estas alturas de temporada.

El italiano ha ganado ya el 76% de los partidos que ha jugado su Real Madrid por delante del 57% que sumó Mourinho el curso anterior. Además, los blancos están a cinco puntos del Barça y Atlético. En 2012, en la jornada 17, el Barça se marchó a los 16 puntos y el Atlético a 7. Para colmo, con Ancelotti el Madrid marca más goles (2,84 por partido) que con Mourinho (2,43).

2.- Un fútbol más fluido

El Real Madrid de José Mourinho se convirtió en un equipo apenas sólo sabía jugar a una cosa: el contragolpe y las transiciones rápidas. Sin embargo, especialmente el curso pasado, se encontró en graves problemas cuando los equipos rivales se encerraban y le obligaban a atacar en estático. Ahí los rivales se perdían. Sin embargo, con Ancelotti la tendencia ha cambiado.

El Real Madrid quiere tener la pelota y jugarla con paciencia, pero sin que eso signifique renunciar a ir a la contra cuando la ocasión lo requiera. Además sobre el terreno de juego el técnico transalpino está apostando con frecuencia por el talento y no tanto por el músculo o la potencia táctica. La presencia de hombres como Khedira, Essien o Pepe en la medular ha dado paso a alineaciones en las que se juntan futbolistas como Modric, Xabi o Isco sin que haya hombres defensivos que los acompañen.

3.- Apuesta por la cantera

Mourinho, amante de la estadística, hizo debutar a un elevado número de canteranos en su etapa como preparador del Real Madrid. Más de diez jugadores del filial se vistieron la camiseta del primer equipo en partidos oficiales, pero lo hicieron, casi siempre, en minutos sueltos. Ninguno tuvo continuidad y en algunas ocasiones esos jugadores fueron usados como arma arrojadiza para cargar contra Toril, entonces técnico del Castilla.

Con Ancelotti ha pasado todo lo contrario. Los canteranos tienen presencia en el primer equipo y lo hacen con galones e importancia. Carvajal, Nacho, Jesé o Morata juegan con frecuencia y no sólo como una pose de cara a la galería, sino como piezas importantes del equipo cuando la situación así lo requiere.

4.- Adiós al debate de la portería

Una de las herencias envenenadas de Mourinho en el Real Madrid fue la de la portería. "Mientras que yo entrene al Real Madrid jugará Diego López, así de sencillo", dijo el luso, encargado de filtrar a sus medios afines que el rival del gallego, Casillas, era una suerte de traidor dentro del vestuario.

Difícil papeleta que Ancelotti ha resuelto con resultado, por ahora, positivo para la entidad. Diego López sigue jugando en Liga y Casillas en Champions. Ambos suman números extraordinarios en ambas competiciones. Mientras que el primero es uno de los arqueros más eficaces de la Liga, el otro es el portero que más para en la Champions. La idea del técnico blanco es no cambiar esta alternancia. Cierto es que Casillas quiere irse de seguir el panorama como hasta ahora, pero retirar a Diego López de la titularidad en Liga también resulta complicado.

5.- Mejor relación con la plantilla

Mourinho acabó peleado con casi toda la plantilla del Real Madrid. Sólo Xabi Alonso y Arbeloa parecían seguirle con la lealtad de tiempos pasados. Hombres como Pepe o Cristiano Ronaldo le quitaron la confianza del inicio y otros como Casillas y Ramos acabaron convirtiéndose en enemigos íntimos del luso. Con Ancelotti, sin embargo, las aguas han vuelto a calmarse. El italiano se lleva bien con todos, incluso con aquellos que parecen plantearle algún que otro pulso.

Es lo que sucedió con Di María. El argentino provocó un considerable revuelo con su amenaza de irse del club por no jugar. Ancelotti se mantuvo firme en sus intenciones de que siguiera siendo suplente, pero también trató de darle ocasiones para rectificar. El 'Fideo' finalmente lo hizo. Es la primera prueba seria de que 'Carletto' tiene una cara amable, pero también otra especialmente dura y firme.

6.- Sin problemas con la grada

Otra de las cosas que consiguió Mourinho fue dividid a parte de la afición blanca. Lo hizo con sus decisiones y lo hizo con sus gestos hacia los sectores ultras del Bernabéu. Sus guiños a Ultra Sur no gustaron demasiado a muchos socios que no entendían porqué ese cariño por un grupo violento que ahora, por esa tendencia, ha terminado siendo expulsado del Bernabéu.

Ancelotti, sin embargo, se ha mostrado de una forma más calmada y relajada hacia la grada. Nada de histrionismos, ni acciones que puedan enervar a la grada. Más al contrario. Mientras que 'The Special One' criticaba al Bernabéu por ser exigente, Ancelotti ha aplaudido y comprendido esa actitud ante el mal juego de su equipo en el arranque de Liga.

7.- Ruedas de prensa calmadas

Mourinho se buscó en la prensa un enemigo firme. Sus acusaciones en sala de prensa e incluso alguna amenaza en privada (como sucedió con un redactor de Radio Marca tras una rueda de prensa) hicieron que sus comparecencias estuvieran cargadas de tensión, si es que él era el encargado de hablar y no lo hacía Karanka.

Ancelotti, sin embargo, ha mutado esa sensación. Al italiano no le importa responder a todas las preguntas e incluso se esfuerza en explicar con argumentos futbolísticos sus decisiones.

Suele bromear con los redactores presentes en las comparecencias e incluso forzó una suerte 'tour' por varios medios de comunicación después de que un periodista así se lo pidiera en sala de prensa. "Yo siempre estoy dispuesto a hablar, pero depende del departamento de comunicación", dijo.

comentariosforum3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

pisha
A Favor
En Contra

Y dale Perico al torno. A ver si estos señores de El Economista.com se enteran de que Mourinho ya no está en España. Sólo saben escribir falacias, calumnias y mentiras en su contra y de jugadores que le han defendido como Arbeloa o a favor de Casillas para que vuelva a una inmerecida titularidad. Creo que Ozil le regaló una camiseta en un Arsenal-Chelsea reciente, luego no se llevará tan mal, o incluso Toril habló bien de él antes de ser defenestrado recientemente, cuando ustedes afirmaban que no hablaban entre sí. Jugando como dicen ustedes "al contragolpe" se consiguió la Liga de los 100 puntos y 121 goles, y ¿dónde estaban los periodistas de El Economista.com entonces? No se pueden tener ruedas de prensa calmadas con pseudoperiodistas con el único interés de hablar de todo menos de fútbol. ¿Problemas con la grada? Al contrario, Mou abrió los ojos a muchos de la ralea de los "periodistas" que cubren la información deportiva intentando dañar al Madrid y la mayoría le quería más que a cualquier otro entrenador anterior. Y ¿saben por qué? Porque era un PROFESIONAL que hacía trabajar y entrenar fuerte a sus jugadores y todo el que entrenaba bien tenía posibilidades de jugar. Ahora que si uno de los porteros se enorgullecía de que no le gustaba entrenar, no esperaría ser titular ¿no?

Puntuación 7
#1
Carlos
A Favor
En Contra

Querido Pisha: suscribo tus palabras. Don Javier Martin dándonos otra prueba fehaciente de la calidad periodística española: Mouriño no ha ganado títulos. Es Ud un mentiroso, don Javier. Por cierto: la encuesta que plantean es demagogia en estado puro: ahora, todo el madridismo con Carleto, que es nuestro actual entrenador, no es ni mejor ni peor.

Puntuación 1
#2
JOSE
A Favor
En Contra

MOURINHO SÓ Hí UM ,NíƒO ENTENDO COMO OS ESPANHOES O DETESTAM TANTO ,,

Puntuación 0
#3