Fútbol

La defensa del Barça es una ruleta rusa

Bacca falla una ocasión ante la salida de Valdés | EFE

El FC Barcelona venció este domingo en el Sánchez Pizjuán en un partido marcado por un puñado de detalles determinantes. Uno de ellos fue el arbitral. José Antonio Teixeria Vitienes no tuvo su día. Pero el colegiado del partido no fue el único que falló en un partido especialmente loco en defensa para un Barça que convirtió cada acercamiento rival en un juego de ruleta rusa. Y si el partido no acabó peor para lo culés fue más una cuestión de pólvora mojada del rival que de méritos de alguno de los zagueros barcelonista.

Cierto es que la línea de cuatro presentada por Gerardo, el 'Tata, Martino no fue precisamente 'titularísima'. Montoya, Piqué, Bartra y Adriano configuraron una zaga poco frecuente, pero no por ello inexperta. De hecho, los dos centrales sí que han visto obligados a jugar juntos en buena parte del campeonato ante las constantes bajas de Puyol o Mascherano.

Sin embargo, y pese a ello, ambos convirtieron cada acercamiento del Sevilla en una prueba para el corazón de sus aficionados. Especialmente temerosos en los córners los zagueros culés sufrieron en un amplio repertorio de acciones que no se circunscribieron sólo a los saques de esquina. De hecho, el único tanto hispalense fue buena prueba de un desajustes que nada tenían que ver con el juego aéreo y sí con otro tipo de problemas más próximos a la falta de concentración o actitud.

Todo comenzó cuando Rakitic, el mejor del Sevilla una vez más (a nadie le extraña ya que el Barça siga sus pasos) desarboló a Adriano con su agilidad, caño y todo incluido. Una vez el croata se libró de su rival, las facilidades de la defensa hicieron el resto. Song, incrustado en su propia área, no supo estorbar la continuación de la pared con la que el sevillista asistió a la frontal del área.

Bartra y Piqué picaron en la trampa de Rakitic y ambos trataron de cerrar su internada para cuando éste ya había descargado el esférico con un pase atrás al punto de penalti.

Entonces llegó el caos, el primero de los zagueros trató de bloquear un posible lanzamiento mientras el segundo perdía su posición para acudir al segundo palo, un movimiento que habilitó cualquier posible posición antirreglamentaria de los atacantes del Sevilla. Montoya, estático, vio toda la acción como un espectador de lujo.

Fue Alexis el único que trató de taponar el disparo del que salió el rechace que, esta vez sí, enganchó Alberto Moreno. Su tiro rebotó en las piernas del propio Bartra y acabó dentro de las mallas mientras que sus compañeros miraban desesperados como una acción caótica había acabado de semejante manera. Con todo, aún hubo tiempo de más errores. Errores que pudieron ser más determinantes si cabe.

Por ejemplo, con 1-0 en el marcador Bacca mandó al palo un remate de cabeza en una falta lejana lateral sacada también por Rakitic. El ariete colombiano entró solo al remate en el punto de penalti gracias a una gigantesca brecha dejada en el marcaje zonal por el Piqué y Bartra. Ninguno de los dos asumió la marca del sevillista y la jugada pudo acabar en tragedia culé.

Ya en la segunda mitad, y con 1-3 a favor del Barça, los desajustes en la zaga blaugrana pudieron poner en más aprietos a su equipo. Dos de ellos fueron más que notables. En ambos Gameiro fue el encargado de desaprovechar los fallos rivales.

El primero, llegó tras un disparo que Valdés rechazó y el francés empalmó al lateral de la red. Nadie del Barça acudió a la segunda jugada. El ariete remató con bastante comodidad.

El propio Gameiro perdonó otro gol poco antes de que Cesc firmara el resultado definitivo. De nuevo sólo de marca en el segundo palo empalmó un esférico que se fue desviado por poco. Valdés ya estaba batido y sólo su mala puntería quiso que el balón no entrase.

Errores cruciales que, con todo, pudieron costarle caro a un Barça que ya sabe lo que es sufrir más de la cuenta a costa de sus propios regalos. No obstante, frente así ha sido como ha dejado escapar los puntos que ahora han dado vida al Real Madrid en su lucha por ganar la Liga.

Relacionados

comentarios4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 4

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Pep
A Favor
En Contra

Si, si.... pero 1-4, y no digo lo que sufrió el Madrid en su campo!.

Puntuación -2
#1
-
A Favor
En Contra

Que suerte: Con las carencias y problemas, pero líderes ¿ sera lo que les falta a sus rivales ?

Puntuación -2
#2
Usuario validado en elEconomista.es
ianscv
A Favor
En Contra

Y es la defensa menos goleada de la Liga. Será que también tiene el mejor portero del mundo. Y el árbitro influyó en el primer gol, que era fuera de juego, pero no pitó un penalty a Messi y perdonó numerosas tarjetas al Sevilla ( la primera tarjeta a Song por una jugada que el Sevilla la había hecho en varias ocasiones.

Puntuación -2
#3
QTPC
A Favor
En Contra

La defensa no, la farí§a es una chirigota pagada por todos lo españoles para hacerle la propaganda independentista al gobierno de Mas.Una patulea de chorizos, mentirosos que tienen su propia casa convertida en la de las dagas voladoras. Donde se matan entre ellos. Hipócritas en toda su expresión ademas de chapuceros, envidiosos, y pueblerinos.

Puntuación 0
#4