Fútbol

El secretario general de la FIFA defiende los "Fan fests" en el Mundial

SAO PAULO (Reuters) - La FIFA ha defendido los "Fan fests" que se harán en las 12 ciudades en las que se desarrollará el Mundial de Brasil, argumentando que los ingresos generados por los mismos eventos podrían cubrir los costes de realizarlos.

"La FIFA ha trabajado en estrecha cooperación con las ciudades anfitrionas para garantizar que los costes se mantengan en un mínimo", dijo Jerôme Valcke, secretario general de la FIFA, en la edición del miércoles del diario Folha de Sao Paulo.

"El coste de organizar un 'Fan fest' de 32 días es, en muchos casos, menor a lo que se gasta en las celebraciones de Año Nuevo, o el Carnaval, o festivales regionales", afirmó.

Las ciudades esperan albergar decenas de miles de aficionados en los "Fan fest", eventos populares que suelen realizarse en plazas céntricas conocidas o en sitios turísticos e implican grandes pantallas para transmitir los partidos y música, comida y entretenimiento antes de cada duelo.

Valcke dijo que el organismo que gobierna al fútbol mundial daba una "importante ayuda financiera" al entregar infraestructura para los actos, entre otras cosas pantallas gigantes, escenarios e iluminación, y que las celebraciones le darán al país una exposición a nivel mundial incalculable.

"Lo mejor de todo, pese a que no parece ser de interés de la prensa, es que todas las ciudades pueden cubrir todos sus costes a través de la generación de ingresos de, por ejemplo, las ganancias de restaurantes", escribió.

"Eso generó un importante retorno financiero en 'Fan fest' previas", agregó, sin dar cifras específicas.

La respuesta de Valcke se produjo después de que Recife rechazara un plan para invertir al menos 11 millones de reales (3,4 millones de euros) en la organización del "Fan fest" local, aunque dijo que celebrará el evento si se pueden encontrar inversionistas privados.

La reticencia a utilizar dinero público en esta clase de eventos se genera ocho meses después de que cientos de miles de personas salieran a las calles para protestar contra el gasto en la Copa del Mundo y la insuficiente inversión en servicios públicos como el transporte, la salud y la educación.

Los "Fan fest" comenzaron en el Mundial del 2002, realizado en Corea del Sur y Japón, y fueron incluidos en el programa de la Copa en Alemania cuatro años después, para facilitar que los seguidores del deporte que no tuvieran dinero para una entrada pudieran ver los enfrentamientos en un ambiente festivo.

/Por Andrew Downie/

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin