Buscar

La gloria, tras 42 años de travesía por el desierto

EFE
22/06/2014 - 21:32

Córdoba, 22 jun (EFE).- El Córdoba CF tornó esta tarde el azul del cielo en blanquiverde entre una marea amarilla en el Gran Canaria de Las Palmas, ya que 43 años después volvió a lograr un ascenso a Primera División, el tercero de sus sesenta años de historia, tras el logrado el 30 de mayo de 1971 ante el Hércules.

A la temporada siguiente volvería a caer a Segunda, por lo que han sido 42 años de travesía por el desierto, a la que hoy puso fin frente a la UD Las Palmas para jugar en el próximo curso su novena temporada en la máxima categoría.

De esta forma el Córdoba iguala el mismo periodo de espera que en su día sufrieron el extinto Lleida, que también estuvo 42 años sin jugar en Primera, de 1951 a 1993, como el Alavés (1956-98), ya que los blanquiverdes esperaron de 1972 a 2014, mientras que es el Gimnàstic de Tarragona el que más tuvo que esperar de 1950 a 2006 (56 años).

Asimismo, de los 56 clubes que hasta ahora han militado alguna vez en Primera División, que la próxima campaña serán 57 con el debut del Eibar, sólo siete acumulan más tiempo que el Córdoba lejos de la elite, y de hecho actualmente ninguno de ellos milita en el fútbol profesional.

Son los casos del Europa (1931), Real Unión de Irún (1932), el Arenas de Getxo (1935), Alcoyano (1951), la Cultural Leonesa (1955), el Real Jaén (1955) y el Pontevedra (1970).

Durante estos 42 años de espera, cabe destacar que incluso en los últimos 30 años el Córdoba militó durante más temporadas en Segunda B que en la categoría de plata del fútbol nacional, incluido su fatídica caída a Tercera División en la campaña 1982-83, porque de hecho vagó por la Segunda B diecisiete años y la referida temporada en el pozo de Tercera.

Así, en total suma veintiocho campañas en Segunda, veinte en Segunda B y cuatro en tercera, más las ocho de Primera que serán ya nueva en el próximo ejercicio.

Para alcanzar ese sueño que también necesitaba la ciudad, el club contó esta temporada con hasta tres técnicos, porque aunque los honores se los lleva el Albert 'Chapi' Ferrer, exfutbolista del mítico 'Dream Team' del Barcelona de Johan Cruyff, la campaña de su salto a Primera la inició el madrileño Pablo Villanueva 'Villa'.

De hecho Villa, tras vestir la blanquiverde a principios de siglo sufriendo su último descenso en 2005 y el ascenso de 2007 en Huesca, logró más del cincuenta por ciento (55,73) de los 61 puntos de la competición regular, concretamente 34 puntos, al dirigir al equipo hasta la jornada vigésimo quinta.

Posteriormente, su segundo, Luis Miguel Carrión, adiestró a los albiverdes en aquel partido ante el Numancia en Soria que acabaron perdiendo por 3-0, para dar paso a la era Ferrer que ahora coge el testigo del también catalán (Lleida) José Juncosa, el último técnico que llevó al Córdoba a Primera en aquel lejano mayo de 1971.

Durante todos estos años de larga espera, la última vez que el Córdoba pudo atisbar la Primera División fue hace dos temporadas, cuando la escuadra que entrenada por Paco Jémez, actual técnico del Rayo Vallecano, jugó la fase de ascenso con el actual formato, quedando apeado en la primera eliminatoria ante el Real Valladolid.

De aquel plantel sólo quedan tres jugadores, los centrocampistas José María López Silva, Carlos Caballero y Aritz López Garai, aunque éste último juega en calidad de cedido por el Sporting de Gijón, del que regresó en febrero después del mercado invernal para sustituir precisamente a Caballero por una lesión de larga duración del madrileño.

Así que ellos son los únicos supervivientes del proyecto que hace tres años inició el tinerfeño Carlos González al comprar el 99 por ciento del accionariado de la entidad y a la par ejercer como presidente, para bajo su mandado devolver al Córdoba a Primera como hizo en 1971 Rafael Campanero, actual presidente de honor a sus 88 años.