Fútbol

El Athletic se conjura en San Mamés para lograr el pase ante el Nápoles

Muniain celebra su gol en la ida. Imagen: Getty

El Athletic Club recibe hoy miércoles al Nápoles en San Mamés -20.45 horas- con la intención de hacer bueno el empate logrado en el partido de ida de este 'play-off' de la Liga de Campeones, un 1-1 con goles de Higuaín para el equipo napolitano y de Muniain para los 'leones', que parten con esta ventaja y con el factor del estreno del nuevo estadio al completo, en la primera gran noche europea de las muchas que espera vivir.

Después de una temporada jugando en el nuevo San Mamés pero sin uno de los fondos construidos, esta noche será el estreno al completo del nuevo feudo bilbaíno, que se prevé lleno para ayudar a los de Ernesto Valverde a lograr la 'machada' de eliminar al Nápoles y volver a una fase de grupos de la 'Champions', algo que solo han visto en Bilbao en la temporada 1998/99.

Entonces, los bilbaínos fueron cuartos en su grupo por detrás de Juventus, Galatasaray y Rosenborg, por este orden. Los 6 puntos logrados gracias a una victoria y tres empates no fueron suficiente para continuar en Europa. De lograr el pase en esta ocasión, intentarán firmar su mejor temporada en 'Champions' de la historia, una motivación más.

Sería la segunda ocasión en la centenaria historia del Athletic que serían equipo de Liga de Campeones de pleno derecho, y este objetivo está entre ceja y ceja de los 'leones'. Para lograrlo, parten con la ventaja del gol marcado en San Paolo, pero enfrente tienen a uno de los rivales más complicados que podía depararles el sorteo de este 'play-off'.

La fuerza extra que pueda dar San Mamés será bienvenida, y es que los Insigne, Callejón, Hamsik y sobre todo Higuaín forman un ataque de mucho peso en el Nápoles. Por contra, deberán ir a buscar el gol que les pueda dar el billete y podrían dejar espacios atrás. Ahí, la velocidad de Muniain, la visión de Susaeta o Beñat y el poderío de Aduriz para recibir y bajar balones jugarán un papel importante.

En la ida, el Athletic jugó bien e incluso se puso por delante en el minuto 41 para irse con ventaja al descanso. Metidos atrás, y con el Nápoles apretando, una genialidad de Higuaín puso las tablas pero, en contra de lo que parecía en pleno 'arreón' napolitano, los de Valverde supieron reaccionar, ponerse firmes y lograr las 'tablas' que ahora les dan, quizá, la etiqueta de ligero favoritismo.

Valverde, precisamente, es consciente de que deberán enganchar al público con su juego. Si el Athletic se va arriba, San Mamés responderá y, en comunión, el Nápoles tendrá que hacer frente a un enemigo enorme. Pese a los momentos malos que pudieran pasar en la ida, el técnico se queda con los momentos de dominio que, en casa, espera aumentar.

El peligro del Nápoles serán de nuevo las contras, que deberán vigilar para no verse sorprendidos por la letal rapidez de los atacantes de Rafa Benítez, que vuelve a jugar como visitante en Bilbao dispuesto a meter a su equipo de nuevo en la fase de grupos de la Liga de Campeones, como lo hizo el conjunto napolitano en la temporada 2011/12 y el año pasado.

comentariosWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin