Fútbol

La inestabilidad en los despachos marca la peor primera vuelta del Getafe

Getafe (Madrid), 18 ene (EFE).- El Getafe culminó la primera vuelta de la Liga BBVA con una derrota ante el Real Madrid por 0-3 que dejó al cuadro de Quique Sánchez Flores con 17 puntos en la clasificación, el mínimo histórico del club madrileño tras finalizar las primeras 19 jornadas del campeonato.

Esa es la cosecha que ha obtenido un equipo con problemas, con varios frentes abiertos en los despachos que han podido afectar al rendimiento de sus jugadores sobre el campo. La situación extradeportiva nunca había estado tan enrarecida y parece que el club lo está pagando sobre el césped.

Ahora Quique, que apenas ha dirigido a sus jugadores en cuatro partidos (dos de Liga y dos de Copa del Rey), tiene una difícil tarea para sacar de una dinámica muy mala a una escuadra que suma nueve partidos de Liga consecutivos sin conocer la victoria.

Su labor, además de imponer un estilo que necesita entrenamientos para llevarlo a cabo a la perfección, será conseguir que sus jugadores se olviden de casos ajenos al juego que han puesto al Getafe en el candelero.

A lo largo del año han saltado a los medios de comunicación varios casos, como el de Pedro León, que estuvo una gran parte de la primera vuelta sin jugar porque no tenía ficha federativa. El Getafe superó el límite salarial impuesto por la Liga de Fútbol Profesional y Ángel Torres le señaló antes del inicio del campeonato como el elegido para quedarse sin licencia.

Resuelto ese problema en los tribunales a favor del centrocampista, en el equipo azulón tampoco olvidan el intento este verano de sacar sin éxito al portero Jordi Codina de la entidad madrileña.

Tampoco que el permiso internacional del francés Karim Yoda no llegó hasta que pasaron cuatro jornadas de la Liga BBVA. Su anterior club, el Astra Giurgiu rumano, afirmó que no llegaba libre como decía el Getafe. Eso provocó otro lío de despachos.

Tampoco ayuda que una parte de la plantilla no cobre sus nóminas y que, tras denunciar algunos su situación, el Getafe no pueda inscribir a sus nuevos fichajes, Juan Cala y el venezolano Fernando Aristeguieta. Y menos que el Valencia reclame 600.000 euros del traspaso hace dos semanas de Míchel Herrero al Guanghzou de China porque afirma que tiene derecho a esa cantidad porque el jugador estaba en calidad de cedido en la entidad madrileña.

Y tampoco ayuda que el Recreativo de Huelva pida un millón de euros por el fichaje que acordaron los andaluces con el Getafe en 2010. Y menos aún las lesiones graves futbolistas como Ángel Lafita, Babá Diawara o la salida a la Copa de África del argelino Mehdi Lacen, el otro medio centro que le queda al equipo de Quique junto a Juan Rodríguez.

Todas estas situaciones incómodas han podido influir en el devenir del club, que, por necesidades económicas, también traspasó a Cosmin Contra al Guangzhou para recaudar fondos con los que poder pagar a sus jugadores.

Ángel Torres tiene que resolver muchos frentes abiertos si quiere que su plantilla trabaje con absoluta normalidad. Y, mientras eso ocurre, el primer gran palo del año llega en forma de puntos, los escasos 17 que ha conseguido en la que es la peor cifra jamás lograda por el Getafe en una primera vuelta.

Atrás quedan otras temporadas en las que los números eran otros: en su estreno en Primera, en el curso 2004/2005, el Getafe logró 20 puntos al finalizar las 19 primeras jornadas; después, consiguió 25 en la 2005/06; 29 en la 2006/07; 21 en la 2007/08; 21 en la 2008/09; 30 en la 2009/10; 27 en la 2010/11; 24 en la 2011/12; 25 en la 2012/13 y 23 en la 2013/14.

La inestabilidad en los despachos ha provocado la inestabilidad en el césped. Y Quique ya sabe lo que le espera.

"Ahora sabemos que hay que apretar muchísimo, empujar mucho y sufrir. Estamos en ese grupo de equipos que van a luchar por salvar la categoría. Empieza una Liga de 19 partidos y tenemos que ser buenos o muy buenos", dijo tras perder ante el Real Madrid. El Getafe no lo pasará bien este año. Otro más.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin