Fútbol

El frenazo de Neymar en la sequía del Barcelona

Neymar, en la eliminatoria de Copa contra el Atlético. Imagen: EFE.

En las últimas jornadas, el Barcelona ha hecho gala de un problema que podría ser preocupante si persiste: una patente dificultad para marcar. Hay ocasiones y se llega con relativa facilidad al área rival, pero en los metros decisivos hay un apagón. Eso lo ejemplifica a la perfección Neymar.

El brasileño suma ya un mes sin ver puerta y perdiendo importancia en el juego de ataque del Barcelona. Queda ya lejos el 4 de marzo, cuando hizo un doblete al Villarreal en la vuelta de Copa. Los delanteros, y más en un club como el blaugrana, viven del presente, y éste se presenta con nubes para el de Mogi des Cruzes.

La imagen del '11' ante el Celta fue sintomática: descentrado, picado con algunos rivales (especialmente con Hugo Mallo) y errático en sus acciones ofensivas. Fue el jugador con más pérdidas de balón, con 15. Además, fracasó en todos sus regates, seis. La ansiedad comienza a percibirse en sus acciones, más cuando parece que es el futbolista con peores sensaciones del tridente culé.

Messi, a pesar de algún partido discreto como el del pasado domingo, sigue siendo Messi y su estado es indiscutible. Y Luis Suárez crece en influencia y aportaciones. El charrúa y el argentino han sumado ocho goles entre los dos en el periodo de sequía de Neymar.

Tras el partido en casa ante el Almería, al Barcelona le espera una dura serie de tres partidos: Sevilla, PSG y Valencia. Tres duelos que pueden determinar el futuro culé en Liga y Champions y que requieren la vuelta del mejor estado de Neymar, ese futbolista que lideró al equipo en el primer tramo de la temporada y que ahora sigue buscando la senda correcta.

comentariosWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin