Fútbol

El Real Madrid sufre la desobediencia de la zona noble a Carlo Ancelotti

Ancelotti, ayer en el palco del Power8 Stadium. Imagen: EFE.

A pesar de la victoria ante el Espanyol, se confirmó lo inevitable: la Liga 2014/2015 se iba para Barcelona y dejaba este curso en blanco para el Real Madrid, al margen de la Supercopa de Europa y el Mundialito de clubes. En el tramo final de la temporada, el equipo blanco pagó estar descompensado. A pesar de la advertencia de su entrenador, Carlo Ancelotti.

El italiano lo avisaba a principio de temporada, cuando ya no había forma de enmendarlo hasta el mercado de invierno. Después de la marcha de Xabi Alonso, el de Reggiolo avisaba: no había ni un solo mediocentro puro, solo había mediapuntas, según cuenta El País. La directiva captó el mensaje, pero la estrategia había sido otra: prescindir antes de Di María y cargar al equipo de jugadores no especializados en labores defensivas.

Esto le obligó a adelantar líneas, justo todo lo contrario de lo visto el curso anterior: para no cargar de sobreesfuerzos a futbolistas que no habían ejercido funciones tan defensivas en su carrera (Kroos, James, Modric, Isco), renunció a esperar a los equipos y se obligó también a presionar arriba y tener responsabilidad en los partidos.

En un primer momento, Ancelotti lanzó el guante a la directiva y a Florentino: quería a Arturo Vidal, jugador con el que se podría seguir jugando en un 4-3-3 de forma tan solvente como a finales del curso pasado. Su propuesta cayó en saco roto: no hubo ni negociaciones por el chileno.

Así se produjo este cambio, que a fin de temporada se ha demostrado insuficiente, ya que ha contribuido a la asfixia de todos los jugadores del centro del campo. Solo James ha resistido el tirón y es el futbolista más en forma de la plantilla. Hacen falta mediocentros puros con los que se vuelva al esquema inicial, ése que da más espacios a los delanteros y propicia un juego más característico de los blancos: vertiginoso, de menos elaboración pero mayor contundencia y explosividad.

Mientras tanto, tres jugadores se han quedado en el banquillo, casi como convidados de piedra: Sami Khedira, Asier Illarramendi y Lucas Silva. El alemán (hasta que comenzó a pensar en su futuro), el vasco (que sigue sin contar con la confianza de un Ancelotti que piensa que el puesto le queda grande) y el brasileño (casi inédito y toda una incógnita de cara al curso que viene) no han sido en ningún momento una solución al conflicto en la media que obligó a cambiar el plan del técnico en pretemporada.

comentariosforum2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

ílvaro
A Favor
En Contra

El Real se ha convertido en equipo correlón. La defensa está bien, pero necesita un medio campo mordedor para que la delantera pueda ser explosiva y contundente.

Creo que Cristiano, Bale y Bemzema no son jugadores técnicos que puedan triangular, se necesita allí un delantero creativo la velocidad de los delanteros, además los 3 no pueden jugar juntos con uno basta, así como es Suarez en al Barza (podría ser Ronaldo, que juega aislado en la punta izquierda, él debe ir al centro con dos delanteros creativos que no lo son ni Benzemá ni Bale).

el medio campo necesita un Vidal o el medio campista cómo el del Bayer.

Puntuación 6
#1
socio
A Favor
En Contra

Y para hacer esto, hace falta una estrategia y que nadie se lleve comisiones por contratar, CON LA IGLESIA HEMOS TOPADO.

El nº 1 lleva razón en todo, solo sobra FLORENTINO, no digo el calificativo, pero se entiende................

Puntuación 3
#2