Fútbol

Los 'grandes' no tienen claro quién será el titular en la portería

El alemán Ter Stegen, en un partido con el Barcelona. Imagen: EFE

Ni Real Madrid ni Barcelona tienen definido el que será el portero titular para esta temporada. Mientras Benítez deshoja la margarita entre un Keylor Navas que ha sido titular en seis de los siete partidos de pretemporada, y un Casilla que ha rendido a buen nivel; en el Barcelona la competencia entre Bravo y Ter Stegen complica la decisión a un Luis Enrique complacido por contar con dos grandes porteros. En Tiflis, jugará el alemán.

El debate de las porterías continúa abierto en ambos clubes. Por un lado, en el Real Madrid, la salida de Iker Casillas rumbo al Oporto y la de Diego López en el verano de 2014 con destino al Milan cerró el debate que abrió Mourinho en su día, cuando dejó de confiar en el mostoleño, y la lesión del meta le hizo incorporar al gallego.

Ancelotti 'heredó' el problema y optó por una decisión salomónica. Mientras Diego López jugaría en la liga como titular, Casillas haría lo propio en la Copa del Rey y en la Liga de Campeones. Curiosamente, el Madrid terminaría conquistando los títulos en los que el mostoleño, muy cuestionado por un sector del madridismo, jugó de titular a pesar de su grave error en Lisboa.

El italiano se deshizo del problema en cuanto pudo, vendiendo a Diego López al Milan, y trayendo como sustituto a un Keylor Navas que no ha tenido todos los minutos que deseaba en su primera temporada como madridista. Sin embargo, algunas actuaciones de Casillas en el último año y las críticas recrudecieron la guerra entre partidarios y detractores del guardameta blanco. 

La decisión de Florentino Pérez de que el portero de Móstoles saliera, en contra de sus deseos, terminó con Casillas en Oporto a un alto precio para las arcas blancas. Sin embargo, la paz existente abre paso a un dilema para Benítez. ¿Quién debe ser el titular? ¿Casilla o Keylor Navas?

El costarricense ha sido titular en seis encuentros de siete y ha estado a buen nivel. Casilla también ha respondido en los minutos que le ha concedido Benítez desde su llegada, y ahora, con el Trofeo Santiago Bernabéu como último banco de pruebas, Benítez deberá empezar a mostrar sus verdaderas intenciones de cara a la titularidad en la portería.

El técnico es amante de las rotaciones, pero siempre ha tenido claro que en la portería es mejor apostar por uno y mantenerle la confianza. Lo hizo en el Valencia con Cañizares por delante de Palop, en Liverpool con Reina por delante de Dudek y Westerveld, en el Inter con Julio César y en el Chelsea con Cech. Sólo ha roto esta norma en Nápoles, donde en su primer año apostó por Reina, y la temporada pasada se vio obligado a cambiar a mitad de año de Rafael Cabral a Mariano Andújar.

La situación del Barcelona

En Barcelona, la marcha de un símbolo de la última década como Víctor Valdés planteaba la seria duda sobre el relevo en la meta azulgrana. La llegada de Marc André Ter Stegen aseguraba un meta joven y de futuro, con buen manejo de los pies, y muy ágil, en la línea de la nueva escuela de porteros alemana. Sin embargo, no pareció suficiente.

La opción del chileno Claudio Bravo se puso a tiro, y Luis Enrique no lo dudo ni un momento. A pesar de contar con dos guardametas de nivel en el filial como Adrián Ortolá y Masip, el asturiano apostó por el chileno como competencia del teutón. Y contra todo pronóstico, el sudamericano fue el titular en liga por delante de un Ter Stegen discutido en las primeras semanas, tras sus fallos en la derrota en París en la fase de grupos de la Champions.

Luis Enrique decidió jugar con Bravo en liga, y con el alemán en Copa del Rey y Liga de Campeones, y el resultado fue el mismo. Porteros más imbatidos de cada competición y campeones en los tres torneos.

Esta noche, con la disputa de la Supercopa de Europa, el técnico culé ya ha anunciado que el titular será Ter Stegen, pero cuestionado en varias ruedas de prensa por quién será el titular, el asturiano no ha querido desvelar sus intenciones y seguirá con el misterio hasta el debut en la liga en San Mamés, donde el panorama en la meta blaugrana comenzará a despejarse.

Las dudas de los técnicos, o más bien la feroz competencia, hace que en ninguno de los dos grandes se sepa quién va a ser el que se hará con la titularidad habitual bajo los palos. Aunque las alargadas sombras de Casillas y Valdés sean historia.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments