Fútbol

El equilibrismo del Barcelona con el independentismo catalán

Josep Maria Bartomeu, presidente del Barcelona. Imagen: Reuters.

El pasado domingo, al término del Barcelona-Levante de Liga, el presidente del club culé, Josep Maria Bartomeu, fue cuestionado por el tema de la independencia de Cataluña. Su respuesta a Canal + fue clara, tratando de alejar al equipo de la campaña electoral del 27-S: "No entramos en la campaña, estamos fuera y lo hemos demostrado sobradamente". No obstante, hay varios hechos que dejan al club en una situación comprometido.

As recoge varios actos en los que el Barcelona ha quedado vinculado a una posición cercana respecto a los partidos que se presentan el próximo domingo en pos de conseguir la independencia de Cataluña. El más reciente se produjo antes de la celebración de las elecciones del propio Barcelona, cuando Josep Maria Bartomeu y el resto de candidatos firmaron un documento a favor de la selección catalana, junto a Òmnium Cultural y la ANC (Asamblea Nacional Catalana).

Òmnium se declara como partícipe de una tarea: "Queremos alcanzar un estado catalán dentro del conjunto europeo". Mientras tanto, en su página web la ANC se define como "una organización de base transversal y unitaria que tiene como objetivo la independencia de la nación catalana por medios democráticos y pacíficos".

Si nos vamos más atrás en el tiempo, la entidad culé se adhirió al Pacte Nacional pel Dret a Decidir hace un poco menos de un año, en octubre de 2014. A esto se le suman los aplausos de un sector de la grada en cada minuto 17.14 en los partidos (por el año 1714, año en que la ciudad de Barcelona cayó en la Guerra de Sucesión ante las tropas borbónicas).

En definitiva, se acumulan varios hechos que ponen al Barcelona en la órbita del ambiente a favor de la independencia de Cataluña. Algo contrario a la neutralidad que se pretende desprender desde Can Barça. Porque, de hecho, gran parte de la directiva no es independentista y simplemente se ha visto arrastrada por los actos que, en ocasiones, se ven obligados a hacer para conseguir otros objetivos.

Para más inri, el objetivo de este margen que desea mantener la junta directiva con el independentismo viene del espacio que se quería mantener con el máximo rival en los comicios de Bartomeu, Joan Laporta, ejemplo de expresión de sus ideas políticas a todo aquel que desee escucharlas.

En éstas se encuentra la junta blaugrana a tan solo cinco días del 27-S: tratando de difuminar el rastro de los últimos meses mientras que manda un mensaje de neutralidad. Difícil tarea para un grupo de directivos que abogan por una Cataluña dentro de España.

comentariosforum3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

largoya
A Favor
En Contra

El Barsa debiera comenzar ya mismo a jugar en una liga propia catalana, nadie le obliga a participar en la española y andar silbando imnos en partidos a los que es voluntario acudir, nadie le obliga a jugar la copa del rey, pueden inventarse la copa de jordi pujol o de san jordi cuando quieran. Creo que en unos pocos años este club se haría realmente pequeño y cutre, como una cataluña independiente. Realmente deseo que así sea, que ganen abrumadoramente y pasen a ser como el futuro barsa jugando la liga catalana.

Puntuación 6
#1
PEDRO
A Favor
En Contra

Hay que decir la verdad de una vez: Cataluña nuca va a ser independiente, ya que el gobierno adoptará todas las medidas necesarias, incluso la suspensión de las competencias regionales.

Pero puestos a elucubrar sobre fantasías, diré que si Cataluña fuera independiente, es evidente que el barsa y todos los equipos catalanes no jugarán la Liga española, ya que pasarían a ser extranjeros y deberían formar su propia liga.

Esto perjudicaría enormemente al Barcelona, que pasaría a ser un equipo de segunda fila en europa, líder de una liga menor, tipo Bélgica o similar. Nunca volvería a jugar en la Liga española porque no se le admitiría ni las normas lo permiten.

La liga no saldría perjudicada en absoluto debido a su gran potencia económica y deportiva, ya que en unos dos o tres años alguno de los grandes (atlético Madrid, Valencia o Sevilla) ocuparía el lugar del barsa en importancia económica y potencia futbolística, de la misma forma que en un bosque cuando un gran árbol cae, otros que estaban tapados por su sobra ocuparán su lugar creciendo rápidamente en tamaño. El barsa es un equipo politizado, y tendrá que asumir las consecuencias.

Puntuación 7
#2
Guzmán
A Favor
En Contra

El Barí§a nunca se ha posicionado políticamente como club. Sin embargo, algunos necios que escriben por aquí hablan de silbidos y demás chorradas cuando saben que los silbidos los hacen personas a nivel individual, no instituciones deportivas.

El nazionalmadridismo sabe que solo tiene dos maneras de vencer: la manipulación arbitral y mediática, o que el Barí§a no juegue la liga española.

Puntuación -1
#3