Fútbol

Luis Enrique se queda sin la 'excusa' de la defensa en la trampa de Bielorrusia

Luis Enrique, durante su comparecencia en Bielorrusia. Imagen: Reuters

El Barça juega hoy (20:45, Antena 3), frente al Bate Borisov en un partido que a priori parece sencillo. No es que los bielorrusos representen una gran amenaza para el vigente campeón del título. Pero las apariencias engañan. La de esta noche no será una prueba sencilla para un Luis Enrique que se ha quedado sin excusas. El técnico recuperará a su zaga titular el curso pasado en Champions una vez olvidados los problemas físicos de sus integrantes. Lo hará en un escenario con forma de trampa.

Trampa por varios motivos. El primero de todos es que nadie sabe en qué estado se encontrarán los futbolistas el césped del nuevo feudo del Bate.

Hasta ahora, este conjunto bielorruso jugaba sus partidos en Minsk, la capital del país, porque en su ciudad no se cumplián los requisitos que impone la UEFA para la Champions. Hasta esta temporada.

La construcción de un nuevo recinto permitirá jugar en casa, arropado por su público y sobre un terreno de juego que Luis Enrique ha decidido no probar.

Los culés se ejercitaron por la mañana en Barcelona y viajaron por la noche a su destino sólo para dar la rueda de prensa y descansar. Nada de probar el campo donde jugarán hoy. El frío y la posible irregularidad del nuevo césped dejan cierto halo de preocupación en la expedición blaugrana, que no sabe si verá como el verde afecta a su juego.

Es en verdad la única incógnita que presenta un partido con más buenas noticias que malas noticias. La enfermería blaugrana empieza a vaciarse.

Ayer Vermaelen entró en la lista como un Ter Stegen que, seguramente, jugará de inicio acompañando a la mejor defensa que pueda alinear el equipo blaugrana.

Alves por la derecha, Mascherano y Piqué en el centro y Alba por la izquierda. Debería ser suficiente para que los culés recuperen la seguridad de tiempos pasados.

A estas alturas el año pasado apenas recibido 4 goles en contra, las que le hizo el PSG (3) y el Ajax (1) en Champions. Este año, sin embargo, ya suma 22 dianas en el casillero de tantos encajados. Demasiados para un equipo que aspira, de nuevo, a ganarlo todo.

Y eso, insiste Luis Enrique, debe de ser responsabilidad de todo el bloque, aunque, como se ha evidenciado en este inicio de temporada, es la zaga la que más problemas presenta con fallos individuales que también han cristalizado en críticas contra Ter Stegen por errores puntuales. Este test de la Champions League será una buena prueba para saber si se han olvidado ya, o si siguen presente pese a jugar con la mejor defensa posible.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin