Fútbol

El bajo rendimiento de Hazard dispara las dudas del Real Madrid sobre su fichaje

Hazard, al ser sustituido ayer por Oscar. Imagen: Reuters

Eden Hazard atraviesa momentos delicados, aunque más que de momentos debería hablarse de semanas, meses... de una temporada completa. El belga del Chelsea ya no es el que era. Su público le pita y su entrenador, Guus Hiddink, lejos de criticarlo, justifica las reacciones airadas de un estadio, Stanford Bridge, que ya venera a otros por mucho que su nombre siga figurando entre los supuestamente mejores del viejo continente y, por extensión, de todo el mundo.

Un estatus que le ha hecho estar entre los favoritos del Bernabéu para potenciar la plantilla que ahora tiene Zidane. Sin embargo, ese rendimiento menguante ha hecho que en la capital no las tengan todas consigo.

Es una consecuencia más de su fútbol escaso de brillantez, desborde o pegada. Ayer, por ejemplo, ante el PSG, apenas se le vio. Diego Costa, Williams o Cesc, por poner tres ejemplos, dieron más vivacidad a su equipo que un futbolista que hoy es noticia por un gesto y no sus goles.

Al descanso se intercambió la camiseta con Di María sobre el césped de Stanford Bridge y hoy la prensa entiende ese ritual como un gesto de debilidad, como si Hazard estuviera pensando durante el duelo más en el souvenir que recogería del argentino que en el partido en sí mismo.

Algo parecido le sucedió a Ballotelli cuando, en su corto periplo en el Liverpool, hizo lo propio con Pepe en un duelo ante el Real Madrid.

Sea como fuere, estos titulares duros sirven de prueba para demostrar que Hazard es un ángel caído en desgracia al que ya sólo le queda la Eurocopa para recuperar el resuello y volver a lo más alto de la gloria que se le supone.

Bajo esas condiciones, ¿debería fichar por el Real Madrid? Es la duda que se plantean también por el Santiago Bernabéu sabedores de que en Madrid ya hay muchos jugadores de su perfil y que su precio, en todo caso, seguiría siendo de galáctico.

En este sentido será clave la aportación de Zidane. El entrenador está 'enamorado' de él desde que explotó en Bélgica y ha aconsejado en varias ocasiones a Florentino Pérez su fichaje.

Si Zidane dice que sí, el Real Madrid se lanzará a por su fichaje. En caso contrario, parece complicado que la entidad decida, motu proprio, sondear un fichaje que, a día de hoy, parece esconder más riesgos que ventajas, más sombras que luces.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin