Fútbol

La noche que Morata fabricó el gol que siempre soñó y nunca logró Cristiano Ronaldo

Morata, en plena cabalgada. Imagen: Getty

En una entrevista reciente Cristiano Ronaldo confesó cómo sería su gol soñado. "Regateando a 11 futbolistas", comentó entre risas. El delantero del Real Madrid sueña, por tanto, con un gol 'messiánico' o 'maradoniano'. Desde ahora también se puede hablar de gol 'moratiano', de Álvaro Morata.

El delantero español de la Juventus de Turín se convirtió ayer en la pesadilla del Bayern de Múnich justo antes de que los bávaros le devolvieran los sueños amargos igualando en el último minuto el 0-2 cosechado gracias, en gran parte, a los méritos del ex del Real Madrid.

Castigó una y otra vez a la desconcertada defensa bávara sin que ninguno de sus futbolistas encontrasen medios de evitar sus galopadas y regates. Fue así como se llegó a la mencionada jugada, acción en la que Álvaro en realidad no marcó. Poco importa.

Como sucedió con el taconazo de Redondo en Old Trafford o el regate de Caminero a Nadal en el Camp Nou, el autor del gol, Cuadrado, será siempre actor secundario de lo visto sobre el césped del Allianz Arena.

El crono marcaba el minuto 28 de partido cuando Morata arrancó con la bola en los pies y, desde su propio campo, se lanzó a una carrera vertiginosa. Xabi Alonso, su amigo y ex compañero, lo miró y no presionó, quizá confiado de que no lograría lo que finalmente inventó.

Morata recogió el esférico a cinco metros de su frontal y desde allí lo trasladó hasta casi la frontal del área contraria. En su trayecto hasta cinco rivales trataron de quitarle el balón, pero ninguno lo consiguió. Morata era simplemente inalcanzable.

Y fue ahí, en la frontal del área, y después de un genial autopase a Kimmich, cuando el '9' de los bianconeri se vistió de generosidad y abrió el balón a Cuadrado. El colombiano también puso belleza de su parte.

Armó el disparo, pero no disparó. Pisó la bola, dejó en el suelo a Benatia y, esta vez sí, ajustó su derechazo a la izquierda de un Neuer que no pudo atrapar la bola. Gol. Golazo.

Mientras su autor se marchaba corriendo a festejar lo conseguido, nadie pensaba en su virguería, sino en la que había tejido en el verde del Allianz Arena su compañero, un Morata que fabricó con sus botas el tanto que siempre había soñado (y nunca marcó) Cristiano Ronaldo.

comentariosicon-menu2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments

Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

A Favor
En Contra

JAJAJAJJA CUAL MESIANICO NI FUE GOL EL ENANO LO HIZO FRENTE AUN EQUIPO GETAFE O BILBAO PERO A BAYER NUNCA HIZO NADA...CRISTIANO RONALDO EN EL MANCHESTER UNITED HIZO GOLAZOS MEJORES Q CUALQUIER HUMANO...EL ENANO ES UN GIL Y CULES DEJEN DE HABLAR SONSXERAS

Puntuación 0
#1
Usuario validado en Facebook
Daniela Valdes
A Favor
En Contra

porque los culerdos siguen tanto al rey de reyes cristiano ronaldo

Puntuación 0
#2