Fútbol

El Atlético de Madrid, en cuadro en defensa para visitar al Barça en cuartos de la Champions

Las lesiones del francés Lucas Hernández, con una fractura vertebral, y Saúl Ñíguez, con un esguince de tobillo, han agravado la situación de la línea defensiva del Atlético de Madrid, que ya tenía en la enfermería a los uruguayos Diego Godín y José María Giménez, y al montenegrino Stefan Savic.

A una semana del retorno de la competición liguera, que será el sábado 2 de abril a las 16.00 horas contra el Betis en el Calderón, y a diez días de la ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones contra el Barcelona en el Camp Nou, el Atlético no cuenta con centrales puros de la primera plantilla en buen estado.

Los habituales centrales titulares, Godín y Giménez, tienen sendas lesiones físicas. Diego Godín cayó en la parte final de la vuelta de octavos de 'Champions' contra el PSV Eindhoven, con una lesión muscular de grado II en el bíceps femoral derecho.

Por su parte, Giménez se lesionó, justamente en el mismo lugar, durante los últimos minutos del partido contra el Sporting de Gijón. Ambas lesiones tienen una previsión teórica de tres semanas de baja, lo que descarta prácticamente a ambos para el partido del Betis, pero abre expectativas a que Godín pueda estar contra el Barcelona.

El caso de Savic tiene más recorrido. Una lesión muscular de grado II en el gemelo interno de su pierna derecha sucedida tras la ida de 'Champions' contra el PSV le dejó fuera del derbi contra el Real Madrid de finales de febrero. Desde entonces se ha perdido seis partidos, pero su recuperación parece ir por buen camino y esta semana fue examinado por los servicios médicos de la selección montenegrina. Es la primera recuperación esperada en el Atlético.

A estos contratiempos se sumó ayer la lesión de Lucas Hernández, que estaba concentrado con la selección francesa sub'21, donde ha sufrido una fractura vertebral que le ha obligado a abandonar la convocatoria. El joven defensor ha tenido problemas de lumbalgia durante los últimos meses.

Saúl Ñíguez, centrocampista con capacidad para ocupar el centro de la defensa -como ya hizo hace un mes contra el Eibar en el Calderón- también ha tenido que retirarse de una concentración internacional, la de España sub'21, por un esguince en su tobillo izquierdo producido ante Croacia el pasado jueves.

Con estas circunstancias, componer una línea defensiva para el próximo sábado ante el Betis será todo un desafío para el entrenador argentino Diego Simeone, que espera tener recuperado a Savic y tendrá que ver qué compañero le acompaña en el centro de la zaga.

El malagueño Jesús Gámez, que por su polivalencia puede ejercer de lateral por ambas bandas y central, podría ser una opción, aunque Simeone también ha trabajado las últimas semanas con los centrales de la cantera Nacho Monsalve y Theo Hernández, este último hermano de Lucas.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments