Fútbol

La 'maldición' de Luis Enrique condiciona el Barça-Atlético de Champions

Luis Enrique, durante su comparecencia de este lunes. Imagen: EFE

FC Barcelona y Atlético de Madrid se verán hoy las caras en la ida de cuartos de final de la Champions League (20:45, Antena 3). El partido llega plagado de dudas en el seno de un Barça que, tras la derrota del clásico, se ha preocupado en redoblar su mensaje de optimismo. Lo del sábado fue solo un tropiezo, el equipo jugó bien, los blancos apenas llegaron un puñado de veces... argumentos todos que se mezclan con la 'maldición de Luis Enrique' que sufre el Atlético de Madrid para generar ilusión en el seno de un equipo que necesita más que nunca venirse arriba para ahuyentar fantasmas del pasado.

¿En qué consiste esa maldición? Simple: desde que Luis Enrique es el entrenador del Barça, el Atlético jamás ha ganado a su rival de esta noche. Seis enfrentamientos, seis victorias culés con un balance de 12 goles para los catalanes y cinco sólo cinco para los atléticos.

Una superioridad que hace no mucho era, en verdad, inversa. Fue el Atlético de Madrid el encargado de eliminar a los culés precisamente en cuartos de final de la Champions en 2014 (1-1 y 1-0 para los colchoneros) e incluso se permitió el lujo de ganar su última Liga en el Camp Nou gracias a aquel gol de Godín.

Eran los tiempos en los que el Barça apenas usaba solo la posesión como única arma obsesiva frente aun rival crecido y peligroso en su pegada.

Ahora todo ha cambiado. El Atlético ya no tiene la mordiente de entonces sin Diego Costa, mientras que el Barça ha logrado aprovechar también las contras como sistema con el que desarmar a aquellos conjuntos que se encierran o que le tratan de discutir el balón.

Ya sucedió en octavos, por ejemplo, frente al Arsenal. Se da la circunstancia, además, de que este Barça seguramente saldrá mucho más enchufado de lo que lo hizo frente al Real Madrid en la primera parte.

El duelo de esta noche no es un partido de Liga y eso lo sabe un Luis Enrique que ha advertido del peligro de su rival pero que se sabe con la ventaja de contar con su propia 'maldición' a favor de esta eliminatoria.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin