Fútbol

Piqué es la última esperanza del Barça

  • Ha asumido la responsabilidad de liderar al equipo
  • Hoy no jugará en Riazor, pero ha viajado para respaldar al grupo
Piqué, hundido, tras fallar una clara ocasión ante el Valencia en el minuto 92 de partido. Imagen: Reuters

El FC Barcelona atraviesa una crisis impensable hace apenas tres semanas, cuando navegaba a toda vela rumbo a la conquista de su segundo triplete consecutivo, tercero de su historia. Los tropiezos acumulados desde la derrota ante el Real Madrid abocan ahora a los culés a la bipolaridad. O éxito absoluto o catástrofe total. Doblete meritorio o campaña en blanco. Y en medio de semejante tormenta, bipolar tambié, emerge con fuerzas Gerard Piqué.

El central se ha convertido en la última esperanza de un equipo huérfano de líderes para comandar su vestuario. Sin Puyol, Xavi, Abidal o Víctor Valdés, recientes portadores del brazalete culé, sólo él, Piqué, y Mascherano parecen haber asumido la responsabilidad de tirar del carro.

Este último lo ha hecho especialmente en la intimidad de un vestuario al que, cuenta la prensa deportiva catalana, se ha dirigido en varias ocasiones para tratar de poner orden y evitar pesimismos exasperados.

Piqué, sin embargo, ha añadido a esa personalidad oculta el vigor de sus actuaciones en público, tanto en lo deportivo como en lo extradeportivo. En el primer aspecto, sus arranques de corazón y alma han emocionado a buena parte de la parroquia blaugrana. Frente al Valencia, sin ir más lejos, el internacional español se multiplicó en ataque y defensa.

Atrás evitó con sus intervenciones más de una contra peligrosa de los ché. Pero es que arriba Piqué acabó transformado en el delantero más peligroso de Luis Enrique. Ningún miembro de la MSN causó tanto pánico en los minutos finales como él. De hecho, la última y más clara oportunidad del partido nació y murió en sus botas.

Su volea en el 92' se marchó a un palmo de la meta de Dani Alves y él, Piqué, acabó tumbado en el césped destrozado por el esfuerzo y la desesperación. Fue la estampa del sacrificio que todo hincha espera de los suyos aunque el resultado acabe torcido como sucedió ese día. Esfuerzo en el que, por cierto, parecen haberse evaporado otras estrellas como Neymar o Messi, como Iniesta o Rakitic.

Ejemplo de compromiso que también ha dejado patente lejos de los terrenos de juego. Primero, cortando de raíz actitudes que le valieron críticas desde todos los sectores, incluido el propio Barça.

Fuera Periscopes o tuits subidos de tono. Ahora Piqué se dedica a ejercer la portavocía con métodos más responsables y un mensjae mucho menos provocativo. Así, tras caer en el clásico, habló para la flash interview y en sala de prensa justo antes de jugar contra el Atlético en el Camp Nou.

También dio la cara tras la derrota contra Valencia ejerció de portavoz y pidió calma y serenidad. Un mensaje cargado de 'capitanía' que contrastó, por ejemplo, con el que dejó Luis Enrique en sala de prensa esa misma noche o ayer en la previa del duelo de esta noche, frente al Deportivo. Un partido, por cierto, en el que no estará Piqué. Al menos sobre el terreno de juego: el defensa ha viajado con el resto de la expedición para respaldar al grupo. 

Una ausencia más que notable para un equipo tocado por los problemas de enfermería. Nadie, a día de hoy, parece capaz de sustituirlo ni por sus habilidades deportivas, ni por sus dotes de liderazgo en medio de una complicada 'marejada' de resultados que, de caer esta noche en Riazor, podría trasformarse en un temporal en toda regla.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Es él
A Favor
En Contra

Gerardo Piquer Chaquiro

Puntuación 1
#1