Fútbol

El Valencia insiste en técnico poco experimentado pero con pasado en el club

Valencia, 24 may (EFE).- El Valencia, con la renovación de Pako Ayestaran para las dos próximas temporadas, vuelve a confiar un nuevo proyecto a un entrenador con una corta trayectoria en la elite pero con pasado valencianista, y repite así la apuesta de anteriores campañas.

El club ha anunciado hoy en un comunicado oficial la continuidad de Ayestarán, noticia que ha sido bien recibida por el vestuario, conocedor de los métodos del técnico tras unos meses en los que el vasco ya ha trabajado con el grupo, primero como ayudante de Gary Neville y después como primer entrenador.

Esta no ha sido la primera etapa de Ayestarán en el club de Mestalla, del que ya fue preparador físico con Rafa Benítez en el banquillo entre los años 2001 y 2004, época más exitosa de la historia del club con dos títulos de Liga (2001-02 y 2003-04) y una Copa de la UEFA (2003-2004).

Desde la marcha de Unai Emery tras la temporada 2011-2012, el club ha repetido en varias ocasiones la apuesta por un técnico con pasado valencianista, y ha confiado en algunos exjugadores del equipo para que se sentaran en el banquillo.

El primero de ellos fue Mauricio Pellegrino, que había jugado como defensa en el Valencia entre 1999 y 2004 y disputó un total de 214 partidos.

El argentino empezó la temporada 2012-2013 como entrenador en la que era su primera experiencia como primer técnico tras haber estado cuatro años como ayudante de Rafa Benítez tanto en el Liverpool como en el Inter de Milán.

El argentino dirigió catorce partidos de Liga y dejó al equipo como duodécimo clasificado con un balance de cinco victorias, tres empates y seis derrotas, que le llevaron a ser destituido tras perder ante la Real Sociedad por 2-5 en Mestalla.

Tras su destitución, Ernesto Valverde completó la temporada y clasificó al equipo para la Liga Europa, aunque finalmente el técnico no renovó por el Valencia, ya que aceptó la oferta del Athletic Club de Bilbao.

El siguiente exjugador elegido fue también un defensa, Miroslav Djukic, compañero de Pellegrino en su etapa valencianista, contratado a principios de la temporada 2013-2014 y destituido tras unos resultados similares a los del argentino en el curso anterior.

En este caso, el serbio aguantó únicamente dieciséis jornadas de Liga en las que consiguió ganar seis partidos, mientras que empató dos y perdió ocho, números que no le resultaron suficientes para continuar pese a clasificar al equipo para dieciseisavos de final de la Liga Europa como primero de grupo.

El argentino Juan Antonio Pizzi, que había militado en el equipo en la temporada 1993-94 y venía de ganar la liga argentina con San Lorenzo el año anterior, fue el encargado de sustituirle y, aunque mejoró ligeramente el juego del equipo, no pudo clasificarlo para competición europea a final de temporada.

Tras la compra del club por parte del magnate singaporense Peter Lim, se decidió prescindir de Pizzi y contratar al portugués Nuno Espírito Santo para la temporada 2014-2015, otro entrenador con poco recorrido en los banquillos antes de llegar al Valencia y que protagonizó un buen rendimiento en la Liga en el primer curso.

Así, Nuno clasificó al Valencia para disputar la Liga de Campeones de la actual temporada e inició la campaña al frente del equipo de Mestalla, pero a diferencia del curso anterior los pobres resultados y mal juego del equipo desembocaron en un nuevo despido.

Tras Nuno llegó el experimento más arriesgado en la figura de Gary Neville, que llegaba a un club en crisis de resultados sin haber dirigido a ningún equipo como entrenador, lo que derivó en su despido poco más de tres meses después de su llegada.

El Valencia puso el equipo en manos de Ayestarán, llegado durante la temporada para reforzar el equipo de trabajo de Neville, para resolver una complicada situación en la que la zona de descenso se había acercado de forma alarmante.

Con Ayestarán llegó la reacción del equipo y se consiguió la salvación definitiva del equipo que ha derivado en la decisión del Valencia de renovar su contrato como primer entrenador por dos temporadas.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin