Fútbol

Víctor, tercer técnico que echa Tino en 2 años y medio como presidente

A Coruña, 30 may (EFE).- Víctor Sánchez del Amo, que ha sido destituido este lunes como entrenador del Deportivo, es el tercer técnico que acaba su vinculación con el club antes de lo previsto en su contrato en los dos años y medio que lleva Tino Fernández como dirigente del conjunto coruñés.

El entrenador del conjunto coruñés tenía una temporada más de contrato, pero los resultados de la segunda vuelta y la gestión del vestuario han precipitado su salida.

Víctor había renovado su relación contractual en enero y haber conseguido el objetivo de la permanencia no le ha servido para seguir al frente de la plantilla.

El madrileño es el segundo técnico que ha contratado el actual presidente del Deportivo y el tercero al que destituye.

Cuando Tino Fernández asumió la dirección del club en enero de 2014 tras veinticinco años de Augusto César Lendoiro como presidente, el Deportivo estaba entrenado por el gallego Fernando Vázquez.

El técnico de Castrofeito logró el ascenso a Primera División esa temporada y tenía contrato, pero unas polémicas declaraciones sobre la política de fichajes del club en un campus de verano le condenaron a un despido casi inmediato a pocos días del inicio de la pretemporada.

El primer entrenador que contrató Tino Fernández fue Víctor Fernández, que se encargó del banquillo en el regreso a la Liga BBVA en la temporada 2014-15.

Fue una temporada en la que los fichajes tardaron en llegar y en la que los problemas sociales se agravaron por la muerte del hincha Francisco Javier Romero Taboada, 'Jimmy', en una pelea con el Frente Atlético en Madrid Río el 30 de noviembre de 2014.

Víctor Fernández fue destituido a falta de ocho jornadas y el club confió el objetivo de la permanencia a Víctor Sánchez del Amo, que afrontaba su primera experiencia como técnico principal después de haber sido ayudante de José Miguel González, 'Míchel', en el Getafe, el Sevilla y el Olympiacos griego.

Víctor, que entonces firmó contrato por lo que quedaba de temporada y una más, logró que el Deportivo continuara en Primera después de haber empatado (2-2) en la última jornada con el Barcelona en el Camp Nou después de ir perdiendo 2-0.

El buen arranque de esta temporada propició que el club le renovara el contrato en enero por una campaña más, aunque inicialmente habían negociado una ampliación de tres campañas, hasta 2019.

Entonces, el presidente afirmó que haberle ampliado una temporada "en absoluto" significaba que hubiera "ni un milímetro de pérdida de confianza" y aseguró que, si por él "fuera, no tendría ningún entrenador más" en su "estancia en el Deportivo" como mandatario.

Sin embargo, los planes han cambiado tras la segunda vuelta y la gestión del vestuario del Deportivo y la temporada 2015-16 la afrontará con el cuarto técnico de su etapa como presidente, el tercero que él contrata.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin